Londres. Las acciones mundiales se beneficiaban este martes de un renovado apetito por el riesgo, ya que los inversores se mostraban optimistas sobre las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos y el principio de acuerdo en Washington para evitar otra paralización del gobierno.

El índice Nikkei de Tokio marcó la pauta con su mejor día del año hasta el momento y Europa no perdió mucho tiempo intentando levantar el STOXX 600 nuevamente al máximo de dos meses que estableció la semana pasada.

El índice alemán DAX saltó más de 1,2% y París y Milán avanzaban 0,8%, mientras que Londres se acercaba a picos de cuatro meses pese a la incertidumbre por el Brexit.

Funcionarios estadounidenses y chinos mostraron esperanza de que la nueva ronda de conversaciones de esta semana en Pekín los acerque a resolver una guerra comercial que ya se extiende por meses. Pekín y Washington están tratando de llegar a un acuerdo antes de la fecha límite del 1 de marzo.

Este lunes, legisladores estadounidenses llegaron a un acuerdo tentativo sobre fondos de seguridad fronteriza, aunque asesores advirtieron que no contenía los US$5.700 millones que Donald Trump quiere para un muro en la frontera con México.

Los futuros del S&P 500 subían casi 0,5%, apuntando a una sólida apertura en Wall Street más tarde tras un lunes inestable.

El índice MSCI amplio de acciones del Asia-Pacífico fuera de Japón cerró con alza de 0,3%. Shanghái avanzó 0,35%, Corea del Sur escaló 0,6% y las acciones australianas ganaron 0,3%.

El índice Nikkei se recuperó subiendo un 2,6% tras cerrar el viernes en su nivel más bajo desde principios de enero. El mercado de Tokio estuvo cerrado este lunes.

El dólar se mantenía firme después que, hasta este lunes, subió por ocho sesiones consecutivas contra una canasta de seis monedas, su mayor alza en dos años. El dólar alcanzó un máximo de seis semanas de 110,65 yenes mientras que el euro llegó a caer a US$1,1267, su nivel más débil en dos meses y medio, negociándose a US$1,1277.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo también subían a medida que los operadores sopesaban el impacto de un acuerdo de restricciones al suministro liderada por la OPEP y la desaceleración de la economía mundial.