Londres. Los mercados de acciones batallaban este martes para mantener vivo el repunte global después que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pareció anular las esperanzas de una tregua comercial con China, nublando lo que había sido un brillante comienzo de semana.

El índice de referencia paneuropeo STOXX 600 bajaba 0,1%, alejándose del máximo de una semana que anotó la sesión anterior.

El japonés Nikkei logró sumar un 0,65% y el índice de acciones líderes chinas subió un 0,4%.

El índice más amplio MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón tuvo un avance del 0,4%. Los futuros de E-Mini para el S&P 500 bajaban un 0,1% en línea con la caída de las bolsas europeas.

El índice MSCI All-Country World Index, que rastrea las acciones en 47 países, avanzaba menos del 0,1%.

En una entrevista con el diario Wall Street Journal, Trump dijo este lunes que espera proceder con un aumento de aranceles sobre importaciones chinas por valor de US$200.000 millones a un 25% desde el 10% actual.

Los comentarios fueron en sentido contrario a recientes especulaciones sobre la posibilidad de un acuerdo cuando Trump se reúna con el presidente chino, Xi Jinping, en la cumbre del G20 en Buenos Aires a fines de esta semana.

"La próxima reunión entre Trump y Xi es fundamental terminando el año y para las perspectivas de crecimiento global, que ha mostrado signos de desaceleración", dijo Lee Hardman, analista de divisas de MUFG en Londres.

"Si no hay avances, eso hace más probable que se impongan más aranceles y eso aumenta los riesgos a la baja para el comercio", añadió.

La noticia inicialmente puso a la defensiva a las monedas sensibles a los vaivenes comerciales, incluido el dólar australiano, aunque volvió a subir a territorio positivo en las negociaciones europeas. El dólar se mantuvo estable frente al yen en 113,615.

El índice que mide el dólar frente a una canasta de otras monedas subió un 0,2%.

La libra estuvo más débil en todos los ámbitos luego de que Trump dijera el lunes que el acuerdo que permite que Reino Unido abandone la Unión Europea podría dificultar el comercio entre Washington y Londres.

El euro bajó a US$1,1319.