Londres. Las pérdidas de las acciones globales se intensificaban este lunes y los mercados europeos seguían la baja de sus pares asiáticos ante nuevas señales de una desaceleración del crecimiento mundial y crecientes temores de que la tensión entre China y Estados Unidos acabe con la posibilidad de un acuerdo comercial.

Los futuros de Wall Street indicaban una apertura a la baja después de que los papeles que cotizan en Nueva York anotaron su mayor declive semanal desde marzo.

El índice MSCI de todos los países ha cotizado a la baja por cuatro semanas, pese a alzas intermitentes alimentadas por esperanzas de una resolución de la guerra comercial.

El pesimismo ha sido exacerbado por datos que muestran que las economías más grandes del mundo -Estados Unidos, China, Japón y Alemania- se dirigen a menores tasas de crecimiento.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón bajó un 1,5% a casi un mínimo en tres semanas. El índice de Shanghái retrocedió un 0,6%, mientras que promedio de acciones japonés Nikkei cedió un 2,1%.

El dólar se apreciaba levemente, pero permanecía cerca de mínimos de dos semanas, mientras que el euro se apreciaba un 0,3%, a US$1,1418.

La libra esterlina bajaba y se encaminaba a mínimos de 17 semanas que tocó la semana pasada frente al dólar, en momentos en que el Parlamento británico rechazaría el acuerdo de divorcio de la Unión Europea de la primera ministra británica, Theresa May.