Ciudad de México.- México valora los avances alcanzados en las últimas cuatro décadas por China, país con quien espera entrar en una nueva era de relaciones bilaterales, según coincidieron autoridades, legisladores, académicos y empresarios mexicanos.

El asesor de la coordinación política de la Cancillería mexicana, Jorge Luis Olivares, destacó el interés que tiene el Gobierno mexicano por seguir manteniendo las buenas relaciones de amistad y buscar el refuerzo de las relaciones bilaterales entre México y China, que desde 2013 adquirieron carácter de Asociación Estratégica Integral.

"La China de mañana sin duda será un referente, y para México su deseo es el de seguir estrechando esas relaciones", sostuvo Olivares al expresar la postura de la Cancillería de su país durante el foro "Las Dos Sesiones 2019: A Pesar de las Distancias Somos Vecinos y por ello las Relaciones se estrechan más", celebrado en el Senado de México.

El presidente de la Sección Empresarial para la Región Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), Sergio Ley-López, expuso que para detonar una verdadera asociación trascendente, México "podría ofrecerse como una plataforma sólida y estratégica que sirva a los ambiciosos planes de la industria automotriz china para conquistar los mercados internacionales", en especial el estadounidense.

Recordó que en la actualidad, China es "una locomotora" de crecimiento que invierte grandes recursos económicos y humanos en investigación y desarrollo, en tanto que dijo que México tiene una localización geográfica privilegiada, así como una infraestructura de los grupos automotrices y mano de obra cualificada, lo que en conjunto, añadió, ofrece oportunidades inigualables.

Ley-López, quien además fuera embajador de México ante China (2001-2007), consideró que México "podría participar en proyectos específicos", en los campos de nanotecnología, materiales de alta conducción, biotecnología y exploración espacial, con inversión y recursos humanos, que "le permitirían no solo disfrutar de los beneficios, también explotar los resultados de las investigaciones".

En coincidencia, el académico y diplomático de carrera, Eduardo Roldán Acosta, dijo que tanto China como México pueden beneficiarse mutuamente, incentivando inversiones chinas a participar en proyectos de infraestructura férrea como el proyecto Tren Maya, en la zona sur-sureste de México, así como en las también llamadas Zonas Económicas Especiales.

Al mismo tiempo el experto, también excónsul de México en la Región Administrativa Especial de Hong Kong de China, dijo esperar que se apruebe en China de la Ley de Inversión Extranjera, que implementará medidas políticas de mayor apertura al exterior y protección de inversiones en el país asiático.

En ese sentido, el encargado de negocios de la Embajada de China en México, Lin Ji, destacó la gran importancia de esta norma, ya que estará generando desarrollo económico y social para la nación, y al mismo tiempo para los diversos países involucrados, incluido México. El diplomático chino hizo hincapié sobre los avances de la relación bilateral con México en diversas áreas como son la cultural, la artística y la económico-comercial.

En su opinión, las relaciones entre ambos países "han llegado a una etapa nueva". "Estamos en un nuevo punto de partida de las relaciones bilaterales, tenemos todas las condiciones para fortalecer aún más las relaciones y nuestras amistades", agregó.

A su vez, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado mexicano, Héctor Vasoconcelos, aseguró que China es de los países con mayor interés para México, al aseverar que "toda la gama de relaciones ponen a este país en el centro de nuestros contactos en el mundo exterior". De acuerdo con destacados académicos, China seguirá impulsando las metas que ha fijado en aras de lograr un pleno desarrollo, bienestar y crecimiento económico, pero también en seguir promoviendo sus relaciones con países como México.

Para el coordinador del Centro de Estudios China-México de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Dussel, uno de los retos es implementar la relación bilateral al nivel de Asociación Estratégica Integral suscrita en 2013, con el objetivo de "brindar mayor prosperidad y mejores oportunidades a ambas sociedades" a partir del intercambio comercial y la cooperación en áreas como la cultura, el turismo y la educación.

Por su parte, el investigador e internacionalista Ignacio Martínez Cortés, cree que México y China tienen la oportunidad de crear una relación caracterizada por la confianza, el respeto, la apertura y la inclusión, así como "por tener un ámbito comercial de ganancia compartida y por promover una cooperación para el desarrollo".