Buenos Aires.- El año 2018 sirvió para la consolidación de la relación comercial de beneficio mutuo entre Argentina y China, afirmó la experta argentina en Comercio Internacional Romina Sudack, y enfatizó que están sentadas las bases para profundizar la cooperación en 2019.

En una entrevista con Xinhua, la analista, integrante del Grupo de Estudio sobre China y Argentina (GEChinA) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), hizo un balance del lazo económico y comercial entre las dos partes y se refirió a la perspectiva para esa cooperación en el año próximo.

"En este 2018 se fue consolidando aún más la relación en torno a la cooperación económica y comercial con nuestro segundo socio comercial, China. Una relación que hasta ahora ha demostrado ser mutuamente beneficiosa dentro de las principales temáticas de ésta. El concepto ganar-ganar al que apuesta China se visualiza en los proyectos vinculados a energía, transporte y agroindustria, con créditos para la construcción de infraestructura vinculada y brindando la provisión para generar las inversiones que necesita nuestro país", dijo Sudack.

La experta remarcó que durante el año que se cierra "China ayudó financieramente a nuestro país a través del intercambio de divisas (swap), con el equivalente a más de US$10.000 millones, apoyándonos en momentos de crisis cambiaria. Este aporte tanto podemos aplicarlo como reserva o utilizarlo para el comercio bilateral", resaltó.

"En el área comercial, si bien ya es de amplio conocimiento, no puedo dejar de mencionar la apertura y el crecimiento de las exportaciones de carne, vinos y langostinos argentinos, como también las recientes aperturas totales para los mercados de carne bovina, ovina y aviar, más la de porcinos a partir de diciembre, junto con las cerezas y la miel", repasó Sudack.

En ese marco, añadió que Argentina cuenta "con la aprobación de China para el acceso a la mayoría de las frutas y hortalizas argentinas, sumando las recientemente aprobadas uvas de mesa, arándanos y arvejas. Además, el mercado de lácteos es muy importante y prometedor, y está demostrando crecimiento. Una situación igualmente positiva se observa en los demás productos de origen agroindustrial: galletitas, pastas secas, dulces, jugos de frutas, golosinas y prácticamente todos los alimentos en conservas".

"En cuanto al complejo de soya, en este 2018 se logró la apertura de las exportaciones de soya en granos y aceite, luego de tres años en que no ingresaron a China debido a su política de sustitución de importaciones y elaboración local del aceite. En este aspecto, Argentina se vio favorecida por la fricción comercial entre China y Estados Unidos, dado que la imposición de altos aranceles a las exportaciones de soya, entre otros productos, por parte de Washington a Beijing, favoreció la búsqueda de proveedores alternativos de parte de China", observó la experta.

La analista sostuvo además que "uno de los principales logros para nuestras empresas en cuanto a la presencia y eficiencia de las entregas en China fue la apertura de los hubs (centros de operaciones) logísticos en Shanghai, Guangzhou y Tianjin. Por esta vía se aseguran los canales de distribución de los productos argentinos importados a los distintos puntos de toda China en tiempo y forma, y acondicionados al 100 por ciento de acuerdo a las normas locales y de los consumidores chinos".

"Asimismo, Argentina logró tener presencia con sus productos de valor agregado en los 'pabellones virtuales' en los tres portales de comercio electrónico más utilizados, Alibaba, JD.com y Jumore", ponderó Sudack.

Por otra parte, la especialista resaltó "el ingreso al país de numerosas empresas automotrices chinas, lo que se ve reflejado en el aumento de ventas locales de vehículos cuyo atractivo se debe a su diseño, tecnología y amplias comodidades, a precios accesibles para los usuarios. El plan de expansión de las automotrices chinas en el país se basó  en tres partes: vencer los prejuicios en una industria dominada por marcas europeas, japonesas y americanas, que brillan tanto por calidad como por diseño, especializarse en un segmento y ofrecer precios muy competitivos. Ese plan ha demostrado resultados exitosos hasta el momento".

Según datos del Ministerio de Comercio chino, en 2017 el comercio bilateral superó los 13.800 millones de dólares, multiplicándose en forma exponencial respecto a la cifra tenida cuando iniciaron relaciones diplomáticas en 1972.

Sobre la perspectiva de la cooperación entre ambas partes para el año próximo, Sudack dijo: "Tenemos mucho trabajo por hacer. Las bases para el próximo año se encuentran plasmadas en la declaración conjunta que efectuaron los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping en la visita de Estado del 2 de diciembre pasado, cuando coincidieron en continuar con la labor en la asociación estratégica integral, cuyo desarrollo está basado en los principios de respeto, igualdad, beneficio mutuo y ganancia compartida".

"Durante esa visita de Estado, las partes decidieron impulsar el intercambio y la colaboración en los diferentes planos de la relación bilateral para lograr el respectivo desarrollo de ambos países. Además, se continuarán intercambiando puntos de vista sobre asuntos bilaterales, regionales y globales y temas de interés común en la relación sino-argentina. Ambos países pretenden seguir avanzando en la profundización de la cooperación fiscal y financiera, ampliando la liquidación en moneda nacional en el comercio y las inversiones bilaterales, y animando a más instituciones financieras chinas y argentinas a instalar sucursales en el otro país, también a modo de proporcionar apoyo y servicios financieros a los proyectos entre ambas partes", sostuvo.

La analista resaltó que "en ocasión del encuentro entre los presidentes Macri y Xi se firmó un Programa de Acción Conjunta (2019-2023) que guiará el intercambio y la cooperación bilateral en todas las áreas, bajo la Comisión Binacional Permanente y el Mecanismo de Diálogo Estratégico para la Cooperación y la Coordinación Económica (DECCE). Además, el presidente Macri apoyó la iniciativa de la Franja y la Ruta, que dará una inyección de dinamismo a la cooperación mutua, no sólo para empresas de ambos países sino en mercados de terceros Estados".

Sudack, por último, ponderó que "ambos presidentes acordaron a comienzos de diciembre promover el crecimiento equilibrado del comercio bilateral, para lo cual reforzarán la cooperación en materia de inspección de calidad y cuarentena, y ampliarán la cooperación en temas como comercio electrónico y facilitación del comercio".