Washington. Una lista de bienes afectados por los aranceles de Washington contra importaciones chinas con un valor de US$300.000 millones incluirá celulares y computadoras portátiles, pero excluirá medicamentos y materiales de tierras raras, dijo este lunes la oficina del Representante de Comercio estadounidense.

La oficina agregó que se realizará una audiencia pública el 17 de junio sobre la lista de 3.805 categorías de productos que podrían ser sometidos a aranceles de hasta un 25%. Los comentarios de refutación tienen siete días después de la audiencia, un período mucho más corto que el de rondas previas.

Los aranceles iniciales sobre una lista de importaciones chinas valorados en US$200.000 millones recibieron un tiempo de 71 días para la revisión pública durante el verano boreal de 2018, frente a los 42 días de la más reciente ronda de gravámenes sobre bienes con un valor de US$300.000 millones.

El período de comentarios posiblemente se completaría antes de que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, viaje a la cumbre de líderes del G-20 en Japón entre el 28 y 29 de junio, donde dijo que se reunirá con el presidente chino, Xi Jinping. El calendario le permitiría estar en posición de ordenar que se activen los aranceles cerca de esa fecha.

La lista propuesta incluiría a casi todos los productos de consumo que no fueron incluidos en los aranceles previos sobre importaciones chinas con un valor de US$250.000 millones, incluidos teléfonos celulares y computadoras portátiles.

La lista propuesta incluiría a casi todos los productos de consumo que no fueron incluidos en los aranceles previos sobre importaciones chinas con un valor de US$250.000 millones, incluidos teléfonos celulares y computadoras portátiles.

Las acciones de Apple Inc, cuyos productos habían escapado de las rondas previas de aranceles, se hundieron un 5,8% este lunes, lastrando a los índices bursátiles de Wall Street.

La lista de casi 140 páginas cubre una amplia variedad de productos de consumo como ropa, zapatos, sacapuntas, libros, sábanas y cortadora de césped. También incluye productos frescos, carne, relojes, pesticidas, motocicletas, cacao, leche para niños, fuegos artificiales, hilos, chupetes e instrumentos musicales.

"La más reciente escalada arancelaria es una apuesta demasiado grande para la economía de Estados Unidos", dijo en un comunicado el presidente de la Federación Nacional de Minoristas, Matthew Shay.

"Aplicar aranceles a todo lo que las compañías estadounidenses importan desde China -bienes que apoyan la manufactura en Estados Unidos y dan a los consumidores productos económicos- pondrá en peligro empleos estadounidenses y elevará los costos para los consumidores", agregó.

La lista excluyó medicamentos elaborados en China, materias primas para medicamentos y algunos productos médicos, además de minerales de tierras raras. Algunos de ellos son considerados importantes para los vehículos eléctricos, la defensa y la industria farmacéutica.