Pekín. China y Estados Unidos han acordado en las últimas dos semanas cancelar aranceles impuestos durante su larga guerra comercial en diferentes fases, dijo este jueves el Ministerio de Comercio chino.

China y Estados Unidos deben cancelar simultáneamente algunos de los aranceles existentes sobre mercancías de ambas partes para poder alcanzar la "primera fase" del acuerdo comercial, dijo este jueves el Ministerio de Comercio chino.

La cancelación de los aranceles es una condición importante para que haya un acuerdo, dijo en una rueda de prensa.

La proporción de aranceles canceladas debe ser la misma, mientras que la cantidad de aranceles cancelados puede ser sometido a negociación, dijo Gao a la prensa.

"En las últimas dos semanas, los principales negociadores de ambas partes han mantenido conversaciones serias y constructivas para resolver debidamente varias cuestiones fundamentales", dijo Gao.

Una persona familiarizada con la postura negociadora de China dijo que estaba presionando a Washington para que "elimine todos los aranceles lo antes posible".

"Ambas partes han acordado cancelar aranceles adicionales en diferentes fases a medida que avancen en sus negociaciones."

No facilitó sin embargo un calendario de cancelación.

Una fuente informó previamente a Reuters que los negociadores chinos querían que Estados Unidos eliminara unas tarifas del 15% sobre productos chinos valorados en unos US$125.000 millones que entraron en vigor el 1 de septiembre.

También han pedido que se modifiquen anteriores aranceles del 25% sobre importaciones de productos por valor de US$250.000 millones que van desde la maquinaria y los semiconductores a los muebles.

Una persona familiarizada con la postura negociadora de China dijo que estaba presionando a Washington para que "elimine todos los aranceles lo antes posible".

"La guerra comercial comenzó con los aranceles y debería terminar con la cancelación de los aranceles", dijo Gao.

Este mes podría firmarse un acuerdo entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping en un lugar aún por determinar.

Se han sugerido numerosos lugares para esta reunión, cuya celebración estaba programada originalmente para mediados de noviembre con ocasión de una cumbre de líderes de Asia y el Pacífico que se celebraría en Chile, pero que finalmente fue cancelada, dijo a Reuters el miércoles un alto cargo de la administración Trump.

Un posible escenario para la firma es Londres, donde los dos líderes podrían reunirse después de una cumbre de la OTAN a la que Trump asistirá el 3 y 4 de diciembre, dijo el alto cargo.

Gao declinó señalar cuándo y dónde podría tener lugar tal reunión.