Pekín. China dijo este martes que aceptaría solicitudes para conceder nuevas exenciones arancelarias a 696 productos importados de los Estados Unidos, incluidos productos agrícolas y energéticos clave como la carne de cerdo y vacuno, la soja, el gas natural licuado y el petróleo crudo.

Las exenciones, que constituyen el tercer y más importante paquete que China ha concedido hasta la fecha desde el inicio de la disputa comercial con Estados Unidos, se producen un mes después de la firma de la Fase 1 del acuerdo comercial entre Washington y Pekín. China se ha comprometido a aumentar sus compras de bienes y servicios a Estados Unidos en US$200.000 millones en dos años.

Otros productos sujetos a la exención de los aranceles adicionales impuestos durante la escalada de la contienda comercial bilateral son el etanol desnaturalizado y ciertas partidas de trigo, maíz y sorgo. Algunos dispositivos médicos y metales, como el mineral de cobre y los concentrados de cobre, la chatarra de cobre y la chatarra de aluminio, también están sujetos a exenciones, dijo el Ministerio de Finanzas de China en un comunicado.

Las exenciones se producen en un contexto de epidemia de coronavirus que ha perturbado seriamente la segunda economía más grande del mundo. Las autoridades de todo el país impusieron importantes restricciones a los viajes y al transporte para frenar la propagación del virus, que ha matado a casi 1.900 personas e infectado a más de 70.000 en el país.

Algunos dirigentes y analistas estadounidenses han planteado dudas sobre la capacidad de China para cumplir los compromisos de compra especificados en el acuerdo comercial de la Fase 1 debido al coronavirus.