Naciones Unidas. El máximo diplomático de China dijo este viernes que los aranceles y las disputas comerciales podrían hundir al mundo en una recesión y que Pekín se comprometió a resolver los conflictos de manera "calmada, racional y cooperativa".

En un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo: "Erigir muros no resolverá los retos del mundo y culpar a otros por los propios problemas no funciona. Las lecciones de la Gran Depresión no deben olvidarse".

En un claro golpe al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien comenzó una guerra comercial perjudicial contra China hace casi 15 meses, Wang agregó: “Los aranceles y la provocación de disputas comerciales, que alteran las cadenas industriales y de suministro mundiales, sirven para socavar el régimen comercial multilateral y el orden económico y comercial mundial.

"Incluso pueden hundir al mundo en una recesión", dijo.

En la sucesiva ronda de aranceles entre Estados Unidos y China, se han impuesto derechos punitivos a cientos de miles de millones de los productos, agitando los mercados financieros y amenazando el crecimiento global.

Se espera una nueva ronda de conversaciones de alto nivel entre las dos partes en Washington en la primera mitad de octubre.