Ginebra. China dijo este lunes que las políticas de Estados Unidos amenazan la existencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC), al presentar una serie de quejas en una "propuesta de reforma" de la OMC publicada por el organismo en su sitio web.

China no nombró a Estados Unidos en el documento, pero se refirió al bloque sobre la designación de los jueces de apelación de la OMC y a los aranceles de "seguridad nacional" sobre aluminio, acero y automóviles, políticas asociadas únicamente a Washington.

El documento fue publicado justo cuando China y Estados Unidos aumentaron su guerra comercial. 

Beijing dijo este lunes que impondría aranceles más altos en una variedad de productos estadounidenses, como verduras congeladas y gas natural licuado, desafiando una advertencia del presidente de EE.UU., Donald Trump, de no tomar represalias luego de que Washington elevara los aranceles a US$200.000 millones en importaciones chinas.

En el documento, China dijo que un "determinado miembro" de la OMC había levantado unilateralmente las barreras comerciales e impuesto aranceles de importación de manera arbitraria y sin la autorización de la OMC.

En el documento, China dijo que un "determinado miembro" de la OMC había levantado unilateralmente las barreras comerciales e impuesto aranceles de importación de manera arbitraria y sin la autorización de la OMC.

El documento de China dijo que "el abuso de la excepción de seguridad nacional, las medidas unilaterales inconsistentes con las reglas de la OMC, así como el mal uso o abuso de las medidas existentes de reparación comercial han dañado gravemente el orden de comercio internacional abierto y libre de reglas".

"Además, esas prácticas han afectado negativamente los intereses de los miembros de la OMC, especialmente los miembros en desarrollo, y han socavado la autoridad y la eficacia de la organización. Como consecuencia, el organismo se enfrenta a una crisis existencial sin precedentes”, reza el documento.

China dijo que la OMC no era impecable, pero era el canal más deseable para liberalizar y facilitar el comercio y la inversión a escala global.

Dijo que la reforma debería abarcar cuatro áreas de acción concreta, incluyendo "resolver los problemas cruciales y urgentes que amenazan la existencia de la OMC"; aumentando su relevancia en la gobernanza económica global; mejorar su eficiencia operativa y mejorar la inclusión del sistema multilateral de comercio.