Pekín. China y Estados Unidos están discutiendo la próxima ronda de diálogo comercial cara a cara programada para septiembre, pero las esperanzas de avances dependen de si Washington puede generar condiciones favorables, dijo este jueves el Ministerio de Comercio de China.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el viernes pasado aranceles adicionales del 5% a bienes del país asiático valorados en US$550.000 millones. Fue en respuesta a la decisión china de imponer tarifas sobre productos estadounidenses por valor de US$75.000 millones.

China espera que Estados Unidos pueda cancelar la medida para evitar una escalada en la guerra comercial, dijo este jueves el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng, a periodistas.

"Lo más importante en este momento es crear las condiciones necesarias para que ambas partes continúen las negociaciones", afirmó el funcionario durante una sesión informativa semanal.

"Lo más importante en este momento es crear las condiciones necesarias para que ambas partes continúen las negociaciones", afirmó el funcionario durante una sesión informativa semanal.

Durante dos años, el gobierno de Trump ha tratado de presionar a Pekín para que elimine lo que llama prácticas comerciales desleales y realice cambios radicales en sus políticas sobre protección de la propiedad intelectual, transferencias forzadas de tecnología a empresas chinas, subsidios industriales y acceso al mercado.

Gao afirmó que China tenía "abundantes" contramedidas contra los aranceles planeados por Estados Unidos, pero que el diálogo en las circunstancias actuales debía centrarse en si los aranceles podrían cancelarse.

El funcionario no respondió directamente cuando se le preguntó si sus comentarios sugerían que Pekín no tomaría represalias contra la última amenaza arancelaria estadounidense.

El lunes, Trump predijo un acuerdo comercial y repitió su afirmación de que los funcionarios chinos habían contactado a sus homólogos comerciales de Estados Unidos, ofreciéndose a reanudar las negociaciones, declaración que China no quiso confirmar.

Gao también se negó a proporcionar ningún detalle cuando se le preguntó si hubo una llamada esta semana entre Pekín y Washington. "Hasta donde yo sé, ambos equipos comerciales han mantenido una comunicación efectiva", dijo.