Pekín.- Los más recientes aranceles de Estados Unidos a las importaciones chinas no resolverán los problemas comerciales de los dos países, y Washington es responsable de los contratiempos en el proceso de conversaciones, dijo este domingo un documento de política publicado por el gobierno de Pekín.

China puede garantizar un buen impulso para el desarrollo económico sostenido y las perspectivas económicas para el país son "extremadamente optimistas", dijo el documento.

China no cederá en cuestiones de principio, agregó el documento.

En declaraciones separadas, el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, dijo el domingo que es imposible que Estados Unidos use la presión externa para forzar un acuerdo comercial, y que era irresponsable acusar a Pekín de obstaculizar las conversaciones.

Wang, hablando en una conferencia de prensa, declinó comentar si el presidente Xi Jinping se reunirá con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la cumbre del G20 de este mes en Japón.