La Habana. Empresarios agrícolas e industrias de Estados Unidos comenzaron este jueves una conferencia de tres días en Cuba que busca incrementar las ventas y la cooperación con la isla, en momentos en que el presidente Donald Trump está enfocado en reforzar las sanciones contra el gobierno comunista.

La Coalición Agrícola Estados Unidos–Cuba, que se propone aumentar el comercio e impulsar el levantamiento del embargo comercial, patrocina el evento inaugurado por el congresista republicano por Arkansas, Rick Crawford.

Crawford dijo a Reuters que "las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses están a favor de mejorar las relaciones bilaterales", a pesar de la oposición de un grupo de exiliados cubanos de línea dura en Estados Unidos.

"Hay otros 49 estados", dijo en alusión a Florida, donde residen muchos cubanos-estadounidenses que se oponen a los nexos bilaterales.

Agricultores y empresarios agrícolas estadounidenses han vendido US$5.700 millones en alimentos a Cuba desde el año 2000 como parte de una enmienda al embargo que permitió ventas de productos a la isla, que debe pagar en efectivo sus compras, según el Consejo Económico y Comercial de Estados Unidos que supervisa el comercio bilateral.

Cuba importa hasta US$2.000 millones en alimentos anualmente y los agricultores estadounidenses quieren una mayor participación en el mercado de la isla, lo que se ha visto obstaculizados porque La Habana no puede comprar a crédito, dijo el copresidente de la Coalición, Paul Johnson.

"Los agricultores de Estados Unidos apoyaron a Trump y continuarán apoyando a Trump aunque queremos que recuerde que esas personas también quieren abrir el mercado cubano", dijo poco antes del evento en un hotel de La Habana.