Asunción. El Gobierno de Brasil comunicó a Paraguay su decisión de suspender la medida del cobro de un arancel externo a las importaciones de autopartes de origen paraguayo, informó este lunes la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer.

El documento señala además que se encuentra en estudio, por parte de las autoridades brasileñas, la propuesta de la Cancillería paraguaya para la modificación del artículo 13 del acuerdo sobre automotores, firmado en 1991 en el Tratado el Mercosur.

Cabe señalar que la pasada semana la Receita Federal del Brasil comunicó que a partir del 1 de julio del corriente, se aplicará la tarifa externa común del Mercosur para las autopartes con certificado paraguayo, con un tributo arancelario del 16%.

La Secretaría de Estado expresó ante medios locales que la decisión ya fue informada al sector de las empresas maquiladoras, que sería el mayor afectado en caso de que la medida se mantuviera vigente, con el posible cierre de industrias y la consecuente pérdida de puestos de trabajo.

Una de las exigencias del Brasil es que Paraguay suspenda la importación de vehículos usados por el puerto franco de Iquique, Chile; sin embargo, desde el gobierno paraguayo pretenden aplicar gradualmente por el año de antigüedad de los rodados.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, utilizó sus plataformas sociales oficiales para confirmar la información.

"La Receita Federal dispuso la suspensión del cobro del arancel externo a las autopartes. Habíamos planteado una medida provisoria y ya presentamos un acuerdo automotriz que estamos en condiciones de negociar mañana mismo. Cuidamos de los intereses del Paraguay", expresó.

En contacto con medios radiales, el Canciller explicó que la suspensión es hasta tanto se inicien negociaciones de fondo para un acuerdo concreto respecto al sector automotor, y que la posición paraguaya fue la de mantener el actual régimen de exportación de autopartes sin aranceles.

Agregó que a partir de esta decisión del gobierno brasileño, el Paraguay se siente con mayor confianza y "situación de tranquilidad" para negociar lo referente al acuerdo automotriz, en el que también se pretende incluir, según dijo, la importación de autos usados.

Explicó que Brasil ya tiene un acuerdo automotriz con Argentina y Uruguay y que sólo falta concretar con Paraguay, por lo que la receita federal habría enviado un ultimátum para la firma del mismo.

Una de las exigencias del Brasil es que Paraguay suspenda la importación de vehículos usados por el puerto franco de Iquique, Chile; sin embargo, desde el gobierno paraguayo pretenden aplicar gradualmente por el año de antigüedad de los rodados.