Washington. La titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, expresó su confianza en que se logren "progresos en relación al comercio internacional" durante la Cumbre del G-20 que se desarrollará este viernes y sábado en Argentina, y planteó la necesidad de avanzar hacia "un tipo diferente de multilateralismo".

"Lo que está en la mente de todos es lograr progresos en relación al comercio internacional. Eso sin duda sería muy bien recibido. Estoy segura de que habrá una firma formal y oficial de la USMCA (tratado de libre comercio Estados Unidos, México y Canadá ) en Buenos Aires, lo cual será la conclusión de las negociaciones que han estado en curso durante aproximadamente un año y medio", aseveró Lagarde en declaraciones realizadas a la prensa argentina en Washington.

Antes de su partida hacia Buenos Aires, donde además de participar de la cumbre de líderes del G-20 será recibida este sábado en la Casa de Gobierno por el presidente Mauricio Macri, Lagarde dijo que "todos los ojos también estarán puestos en otras naciones, incluso en los EE.UU. y China, en cuanto a si sus discusiones darán como resultado un marco, un compromiso para avanzar", y entendió que "ese será un fuerte indicio".

"También creo que se producirá un fuerte debate sobre el impacto de la tecnología y la necesidad de abordar los cambios, tanto en términos de trabajo como en términos de datos", indicó.

En Buenos Aires, además de participar de la cumbre de líderes del G-20 será recibida este sábado en la Casa de Gobierno por el presidente Mauricio Macri.

En tanto, calificó como un "claro progreso" la firma que se producirá en Buenos Aires de un nuevo tratado de libre comercio Estados Unidos, México y Canadá (el USMCA), y remarcó que, mientras "hace sólo cuatro meses, muchos observadores habrían temido lo peor", hoy "tenemos al menos un acuerdo".

Al ser consultada sobre los países que desafían al multilateralismo, entendió que la respuesta debe ser "una mayor apertura y un tipo diferente de multilateralismo, que esté más enfocado en las personas".

Consideró además que "se obtendría una importante ventaja si se abrieran más servicios transfronterizos" y opinó que "si se obtiene un mayor crecimiento como resultado de esto, entonces se tendrá más espacio para reasignar el crecimiento y distribuirlo mejor".

"A eso me refiero con una mayor apertura; lo que quiero decir con un multilateralismo diferente es un tipo de multilateralismo que esté más enfocado en las personas", aseveró la directora del FMI.