París. Estados Unidos recibió aprobación para imponer aranceles a bienes de la Unión Europea por un valor anual de alrededor de US$7.500 millones, debido al apoyo gubernamental ilegal al fabricante europeo de aviones Airbus, según personas familiarizadas con el asunto.

La decisión acerca a las potencias a una guerra arancelaria en la industria aeronáutica, tras una disputa de 15 años en la Organización Mundial del Comercio, pero algunos analistas creen que puede resolverse sin llegar a ese punto.

La OMC halló que tanto Airbus como su rival estadounidense Boeing recibieron miles de millones de dólares en subsidios en la mayor disputa comercial corporativa del mundo.

Washington solicitó permiso para imponer aranceles de hasta el 100% a bienes europeos por valor de US$11.200 millones al año, entre ellos a aviones y piezas aeroespaciales de Gran Bretaña, Francia, Alemania y España, así como a varios productos que incluyen vino, queso y artículos de lujo.

La OMC halló que tanto Airbus como su rival estadounidense Boeing recibieron miles de millones de dólares en subsidios en la mayor disputa comercial corporativa del mundo.

Las fuentes dijeron que el tribunal había aprobado aranceles estadounidenses a bienes por alrededor de US$7.500 millones, inferior a lo solicitado por Estados Unidos, lo que es usual en estos casos, pero una de las personas dijo que era una cantidad significativa.

Ninguno de los gobiernos o empresas quiso hacer comentarios.

No se espera que una contrademanda en la OMC de la UE contra el apoyo de Estados Unidos a Boeing, en que pide aplicar aranceles por unos US$10.000 millones, llegue a la misma etapa hasta seis meses más, lo que significa que Washington es libre de disparar el primer tiro en una posible guerra arancelaria.