París. La Organización Mundial del Comercio (OMC) constató que la Unión Europea no retiró todos los subsidios al fabricante de aviones Airbus, que provocaron la imposición de aranceles de Estados Unidos a productos europeos, dijeron tres personas conocedoras del asunto.

Un nuevo informe de seguimiento que podría publicarse este mismo lunes reveló que el avión Airbus A350 sigue estando subvencionado gracias a préstamos gubernamentales previos, dijeron.

Sin embargo, la OMC podría reducir la magnitud del perjuicio causado a su rival estadounidense Boeing, factor que influyó en la decisión de permitir la aplicación de aranceles por valor de US$7.500 millones por parte de Estados Unidos contra la UE a principios de año, indicaron dos de las fuentes consultadas.

Ni la OMC ni las partes implicadas en un caso que dura ya 15 años -e incluye reclamaciones mutuas por subsidios de miles de millones de dólares a ambos fabricantes de aviones- quisieron comentar la información.

Washington impuso en octubre aranceles a bienes europeos que van desde la mayoría de los aviones de Airbus a productos como el queso, las carteras y el güisqui.

El techo arancelario de US$7.500 millones aprobado por la OMC se basaba en la magnitud de los perjuicios económicos estimados a Boeing como resultado del apoyo europeo a Airbus, principalmente en forma de préstamos gubernamentales para el A380 y el A350.

La OMC rechazó los intentos de la UE de detener los aranceles, mientras que Bruselas presentó nuevos argumentos para demostrar que había cumplido con dictámenes previos, en un inusual segundo procedimiento por cumplimiento.

El informe del lunes emitirá el veredicto de la OMC sobre estos nuevos argumentos, que se basan en parte en el hecho de que el A380 -otrora modelo principal de Airbus- será descontinuado por sus escasas ventas, lo que significa que cualquier daño sufrido por Boeing fue temporal.