Ciudad de México. El arancel que Estados Unidos impuso a las importaciones de acero provenientes de México causaron un estrago de US$400 millones para la industria mexicana, informó este jueves el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), Máximo Vedoya.

Al margen de la 71ª Asamblea General Ordinaria de la Canacero, Vedoya dijo que la producción del metal de México registró una baja de 13% desde el establecimiento de la medida estadounidense en junio de 2018, lo que provocó que las empresas acereras mexicanas trabajaran al 68% de su capacidad instalada.

"Nosotros pagamos cerca de US$400 millones por los aranceles, un monto enorme para el sector siderúrgico, porque la negociación para exceptuar a México se volvieron muy complicadas", reconoció el también empresario.

En el primer trimestre de 2019, las exportaciones mexicanas de acero a Estados Unidos cayeron en un 12%, de acuerdo con Vedoya.

El gobierno estadounidense estableció la medida al amparo de la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962, con el argumento de la seguridad nacional.