Lima. El ministro de Comercio Exterior y Turismo, Rogers Valencia, señaló este lunes que el Perú busca alcanzar los US$1.000 millones anuales en exportaciones no tradicionales a China en el año 2023.

“Al mes de septiembre del 2018 tenemos US$382 millones exportados a China y en cinco años esperamos llegar a US$1.000 millones de productos no tradicionales desde Perú”, indicó a la Agencia Andina.

Rogers Valencia, quien asiste a la feria “Exposición Internacional de Importaciones de China” (CIIE)”, que se realiza en la ciudad de Shanghái (China) del 5 al 10 de noviembre del 2018, destacó que Perú tiene como socio comercial número uno a China, principalmente por las exportaciones tradicionales.

“Sin embargo, son las exportaciones no tradicionales las que vienen creciendo en volúmenes importantes, pues este año se llegó al 22% de crecimiento al mes de septiembre”, manifestó.

El ministro resaltó que la CIIE es el principal evento comercial para las autoridades chinas, y tiene por objeto mostrar la apertura de China al mundo y las oportunidades de negocios para incrementar las importaciones a ese mercado.

“Al mes de septiembre del 2018 tenemos US$382 millones exportados a China y en cinco años esperamos llegar a US$1.000 millones de productos no tradicionales desde Perú”, indicó el ministro Valencia.

“Es la primera vez que se realiza esta feria de importaciones de China, y es un cambio en el patrón del modelo del país asiático como potencia económica”, comentó.

Perú, como país invitado en la feria, cuenta con un espacio de exposición, organizado por la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (PromPerú) y la Oficina Comercial del Perú en el Exterior (OCEX) con sede en Shanghái, donde se resalta la oferta exportable en Superfoods y prendas de alpaca.

También se presentan empresas peruanas y los sectores priorizados son alimentos y productos agrícolas, equipos médicos y productos para la salud, equipamiento de alta tecnología, automotriz, vestimenta, accesorios y bienes de consumo, electrónicos y aplicaciones, y servicios (turismo, tecnologías emergentes, cultura y educación, diseño creativo, outsourcing).

Modelo de consumo. Rogers Valencia explicó que China tradicionalmente basó su crecimiento económico en exportaciones de productos, y ahora que tienen un volumen de población que accede a la clase media y alta, cambio el modelo de producción al modelo de consumo.

“En el modelo de consumo China abre su mercado a los productos del mundo para que no solo sean las exportaciones chinas las que generen el crecimiento económico, sino también el consumo de su población de más de 1.200 millones de personas, de las cuales más de 350 millones de chinos son consumidores de productos de lujo”, dijo.

“Ahora China se abre al mercado internacional y se convierte en uno de los motores dinamizadores de la economía mundial. Ese es el mensaje que ha dado el presidente Xi Jinping en el inicio de feria”, añadió.