Washington. Los temas entre Estados Unidos y China son "demasiado serios" para resolverse con las promesas de Pekín de comprar más bienes y cualquier acuerdo debe incluir un modo de garantizar el cumplimiento de los compromisos, dijo el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer.

En un testimonio este miércoles en una audiencia ante el Congreso sobre la disputa comercial entre Estados Unidos y China, Lighthizer dijo que es muy pronto para predecir el resultado de las conversaciones en curso con Pekín.

Las declaraciones del Representante Comercial fueron formuladas a la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. Lighthizer es el principal negociador estadounidense.

"Los asuntos sobre la mesa son demasiado serios para resolverse con promesas de compras adicionales. Necesitamos nuevas reglas", dijo Lighthizer en un testimonio preparado.