Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que las conversaciones comerciales con China avanzaban bien, aunque advirtió que sería "más duro" en las negociaciones si las discusiones se alargan hacia un posible segundo mandato.

"Nos está yendo muy bien en nuestras negociaciones con China", escribió Trump en Twitter, argumentando que Pekín no podría permitirse demorar las conversaciones debido al daño que causan los aranceles estadounidenses sobre su economía.

Trump afirmó que si ambos países no resuelven su disputa y es reelecto "el acuerdo se volverá MÁS DURO! Mientras, la cadena de suministro china se derrumbará y las empresas, empleo y dinero se habrán ido!".

Trump, a menudo ha repetido públicamente que cree que Beijing está tratando de retrasar las negociaciones comerciales con la esperanza de que una victoria de un candidato presidencial demócrata en 2020 pueda conducir a mejores términos en un acuerdo.

Washington comenzó a imponer aranceles del 15% a una serie de importaciones chinas este domingo, mientras que China comenzó a imponer nuevos aranceles al petróleo crudo estadounidense.

Desde entonces, China ha presentado una queja contra EE.UU. en la Organización Mundial del Comercio sobre los aranceles de importación, su tercera demanda para desafíar los aranceles específicos impuestos a China por Trump.

Mientras, el viceprimer ministro chino, Liu He, aseguró más temprano este martes que Pekín se opone vehementemente a la guerra comercial.