Buenos Aires. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que hay algunas buenas señales en las conversaciones con China antes de la reunión de este sábado con su homólogo chino, Xi Jinping.

"Estamos trabajando muy duro. Sería bueno si pudiéramos lograr un acuerdo. Creo que quieren. Creo que a nosotros nos gustaría también. Veremos", comentó Trump, agregando que su equipo se está preparando para la cena del sábado.

Los dos mandatarios tienen programado un encuentro bilateral en el marco de su asistencia a la cumbre del G-20 este viernes y el sábado en Argentina.

Los mercados financieros y de materias primas están siguiendo de cerca el devenir de la cumbre, especialmente una reunión entre Trump y Xi Jinping, aunque su resultado es incierto.

Las crecientes tensiones han hecho que los dos países asesten duros golpes mediante tarifas mutuas a las importaciones valuadas en cientos de miles de millones de dólares en sectores desde el automotor hasta la agricultura y la energía, bloqueando el comercio y reconfigurando las cadenas de suministro globales.

El periódico estatal China Daily señaló este viernes en un editorial que las partes pueden llegar a un acuerdo en Buenos Aires, pero que Washington debe ser "imparcial" si quiere calmar la espiral de tensión.

El Ministerio de Comercio de China dijo este jueves que espera "resultados positivos".