Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que se reunirá con su par de China, Xi Jinping, en la cumbre del G20 que tendrá lugar en junio en Japón.

Trump sostuvo que espera que su reunión con Xi sea fructífera en medio de la escalada en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Más temprano este lunes, China anunció que impondría aranceles más altos a una gama de productos estadounidenses, incluidos los vegetales congelados y el gas natural licuado, una medida que siguió a la decisión de Washington la semana pasada de aumentar sus propios impuestos en US$200.000 millones en importaciones chinas.

Trump le había advertido a Beijing que no tomara represalias.

El presidente de Estados Unidos dijo que se reuniría con Xi en una cumbre del G20 en Japón a fines de junio.

Trump dijo que aún no había decidido si seguir adelante con los aranceles para aproximadamente otros US$325.000 millones en productos de China.

"Estamos tratando con ellos. Tenemos una muy buena relación", dijo Trump en declaraciones en la Casa Blanca. "Tal vez algo suceda. Nos reuniremos, como saben, en el G20 en Japón y creo que será una reunión muy fructífera".

Trump, quien ha adoptado el proteccionismo como parte de la agenda de "América Primero", agregó que aún no había decidido si seguir adelante con los aranceles para aproximadamente otros US$325.000 millones en productos de China.

Por su parte, China dijo este lunes que planea establecer aranceles de importación que van del 5% al ​​25% en 5.140 productos estadounidenses en una lista revisada de US$60.000 millones. Las tarifas entrarán en vigencia el 1 de junio.

"El ajuste de China sobre aranceles adicionales es una respuesta al unilateralismo y al proteccionismo de Estados Unidos", dijo su ministerio de finanzas. "China espera que EE.UU. vuelva al camino correcto de las consultas comerciales y económicas bilaterales y se reúna con China a medio camino".

La perspectiva de que Estados Unidos y China se estaban convirtiendo en una disputa sin restricciones que podría descarrilar a la economía mundial ha sacudido a los inversores y ha dado lugar a una fuerte venta de los mercados de valores la semana pasada.

Las acciones globales volvieron a caer este lunes, con los principales índices bursátiles de Wall Street desplomándose más de 2,0%. La moneda china cayó a su nivel más bajo desde diciembre y los futuros del petróleo se desplomaron.

"Está claro que hay mucho nerviosismo en torno a las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China y la preocupación de que realmente se está deteriorando significativamente, y eso está afectando a todas las áreas de los mercados", dijo Kristina Hooper, estratega jefe de mercado global de Invesco en Nueva York.

Trump intensificó sus ataques verbales contra China el viernes luego de que dos días de negociaciones comerciales de alto nivel en Washington terminaron con las dos partes en un aparente estancamiento.

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, dijo a CNBC que las conversaciones estaban en curso y que estaba trabajando sobre cuándo viajar a Beijing.