Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que las conversaciones comerciales con China no han fracasado, al tiempo que calificó como "una pequeña aspereza" la guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales.

Trump hizo estas declaraciones a la prensa en la Casa Blanca después de que Pekín y Washington escalaron sus tensiones con la imposición recíproca de aranceles sobre importaciones valoradas en miles de millones de dólares.

El mandatario indicó que los negociadores de los dos países siguen hablando, destacando que mantienen un buen diálogo.

Más temprano, en una serie de tuits matutinos, el mandatario estadounidense defendió sus argumentos en la guerra comercial y prometió que sellará un acuerdo pronto con su homólogo chino, Xi Jinping.

"Cuando llegue el momento apropiado lograremos un acuerdo con China (...) sucederá mucho más rápido de lo que la gente cree", afirmó.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino dijo este martes que las dos partes accedieron a continuar buscando mantener discusiones relevantes.

Estados Unidos y China llevan meses enfrascados en negociaciones para reducir las tensiones comerciales, pero en los últimos días las conversaciones se estancaron, entre acusaciones de ambos por la situación.