Pasar al contenido principal
Banco Santander registra pérdidas históricas en 2020 que ascienden a casi US$ 8.800 millones
Miércoles, Febrero 3, 2021 - 15:44

La compañía de origen español registró los primeros números rojos anuales de su historia, con una pérdida de US$ 8.771 millones, frente a las utilidades de US$ 7.930 millones que consiguió en 2019.

Banco Santander cerró 2020 como su primer año con números rojos, con pérdidas que ascienden a los US$ 8.771 millones, mayormente explicado por el impacto de la crisis a raíz del coronavirus y de un deterioro de US$ 15.337 millones en el valor de sus filiales en Reino Unido, Estados Unidos y Polonia.

Según la información remitida el miércoles al supervisor del mercado español, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), excluyendo esos ajustes contables, el beneficio ordinario anual se situó en US$ 6.185 millones, un 38% menos, en línea con el objetivo que avanzó en octubre la presidenta del grupo, Ana Botín.

La solvencia, medida por el ratio de capital de máxima calidad CET1, subió hasta el 12,34 %, por encima del rango objetivo del 11-12 %.

En el cuarto trimestre, el beneficio ordinario fue de US$ 1.732 millones, un 16% menos que en el trimestre anterior, debido a que la mejora de los ingresos se vio contrarrestada por la contribución al fondo de garantía de depósitos en España y el impuesto bancario en Reino Unido, además de por las mayores provisiones.

Los préstamos y anticipos a la clientela se redujeron un 2,8% en comparación interanual y quedaron en US$ 1.102.380 millones, con una morosidad del 3,21 % mejor que el 3,32 % de 2019; en tanto que los depósitos de los clientes crecieron un 3 % y sumaron US$ 1.021.898 millones. 

De acuerdo a CincoDías, suplemento económico del diario español, El País, tras anotar apuntes contables por US$ 15.160 millones en el segundo trimestre, Santander registró nuevos cargos en el cuarto por US$ 1.379 millones, vinculados a los costos de reestructuración en España.

La entidad financiera aunció que volverá a su anterior política de dividendo repartir el 40%-50% del beneficio ordinario, una vez que el Banco Central Europeo lo permita, y además lo pagará íntegramente en efectivo en el “medio plazo”.

Ingresos estables en la región

El resultado ordinario de Santander al cierre del año pasado se apoyó en las filiales latinoamericanas, que elevaron en bloque su peso en los beneficios, en detrimento de los negocios en Europa, más golpeados por el coronavirus en las fases iniciales de la pandemia.

Dentro de su reporte anual, la entidad bancaria española destacó el dinamismo de sus operaciones en la región sudamericana, donde la eficiencia se mantuvo en el 47% y el margen neto se incrementó un 2%, hasta los US$ 28.416 millones. Su beneficio ordinario en América del Sur, sin embargo, tuvo una caída del 4% respecto a 2019 y fue de US$ 3.519 millones, mientras que sus ingresos aumentaron un 5% por la buena evolución del margen de intereses (+5%). Los costos suben menos que los ingresos, situándose la eficiencia ya por debajo del 36% y aumentando el margen neto en 5%.  En cuanto a su desempeño por países, Brasil se mantuvo como su mayor mercado en América Latina en términos de ingresos. En 2020 estos fueron de US$ 13.365 millones, un 3% mayores a los registrados en 2019, mientras los beneficios ordinarios en el país decrecieron 5%, y fueron de alrededor de US$ 2.600 millones.

Las dotaciones en sus operaciones suramericanas, por otro lado, crecieron un 35% por las relacionadas con el la Covid-19. En calidad crediticia, la tasa de mora descendió al 4,39%, la cobertura subió al 97% y el coste del crédito fue del 3,32%. 

*Estas cifras fueron transformadas al valor del 31 de diciembre de 2020: US$ 1 = 0,813 euros. 

Autores

AméricaEconomía.com