Sao Paulo. El presidente Jair Bolsonaro dijo este viernes que Brasil podría abandonar el Mercosur si surgen problemas con Argentina en caso de una victoria de la oposición en las elecciones generales de octubre.

"No creo que vaya a seguir el camino de la democracia" y el libre comercio, dijo Bolsonaro a periodistas en referencia al candidato presidencial Alberto Fernández.

"El candidato que está adelante en Argentina, que tiene a la senadora Cristina Fernández de Kirchner como compañera, ha estado visitando a Lula, ha dicho que es una injusticia que Lula esté arrestado, ha dicho que quiere revisar el Mercosur. Así que Paulo Guedes, en sintonía conmigo por telepatía, ha dicho: 'si Argentina crea un problema, Brasil deja el Mercosur'", dijo el mandatario. 

"Está garantizado, no hay problema en absoluto", enfatizó Bolsonaro.

Este jueves, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, había amenazado con abandonar el bloque en caso de una victoria de Fernández.

"No creo que él (Fernández) quiera seguir esta línea de libertad y democracia. Estas personas, cuando toman el poder, ya no quieren irse. Y siempre viviendo a expensas de los asuntos públicos", dijo.

"No creo que él (Fernández) quiera seguir esta línea de libertad y democracia. Estas personas, cuando toman el poder, ya no quieren irse. Y siempre viviendo a expensas de los asuntos públicos", dijo.

Sin embargo, señaló que está dispuesto a hablar con Fernández si gana las elecciones, pero advirtió que la medida tendría que venir de Fernández.

"Él (Fernández) tendrá que dar la señal. Cuando asumí el cargo dije que iba a mantener la democracia, la libertad, abrir el mercado, respetar las religiones, y eso es lo que estoy haciendo", añadió.

Bolsonaro citó una vez más la reacción de los mercados financieros tras la victoria de la coalición de Fernández en las primarias del domingo pasado y reiteró que si la oposición gana, Rio Grande do Sul tendrá que lidiar con la misma ola de inmigración que enfrenta por Roraima debido a la crisis en Venezuela.

"El mercado ha dado una señal de que no perdonará a la izquierda en Argentina nuevamente. Los empresarios no invertirán en Argentina hasta que se resuelva la situación política", dijo.

Las elecciones presidenciales en Argentina tienen lugar en octubre, pero la gran ventaja obtenida por la oposición en las primarias la deja con un amplio favoritismo para ganar las elecciones.