Davos. La economía de China seguirá logrando un crecimiento sostenible pese a las incertidumbres globales, dijo el vicepresidente Wang Qishan este miércoles, días después de que la segunda mayor economía mundial reportó su expansión económica más débil en casi tres décadas.

“Habrá muchas incertidumbres en 2019, pero la economía china seguirá logrando un crecimiento sostenible”, dijo Wang a los delegados en el Foro Económico Mundial, que se celebra en la ciudad suiza de Davos.

Más temprano en la semana, China dijo que su economía se enfrió en el cuarto trimestre por un declive en la demanda a nivel local y los perjuicios generados por los aranceles impuestos por Estados Unidos.

El Producto Interno Bruto de China creció en el cuarto trimestre a su ritmo más lento desde la crisis financiera global, a un 6,4% interanual, como se esperaba.

Esto rebajó el crecimiento en 2018 al 6,6%, su ritmo más desacelerado desde 1990. En 2017, el PIB creció a una cifra revisada del 6,8%.