Goldman Sachs dijo este lunes que la cumbre del G-20 de esta semana podría provocar un repunte en los precios de las materias primas, ya que se espera un acercamiento entre China y Estados Unidos que alivie las tensiones comerciales y mayor claridad sobre un potencial freno al petróleo por parte de la OPEP.

Los líderes de los países del G-20 se reunirán en Argentina este viernes y sábado dispuestos a debatir sobre la política internacional estadounidense, el cambio climático, los recortes al bombeo de la OPEP y la relación entre Washington y Pekín.

"Dado el tamaño de las dislocaciones en los precios de las materias primas en relación con los fundamentos, ahora que el petróleo se ha unido a los metales al cotizar por debajo del costo, creemos que las materias primas ofrecen un punto de entrada extremadamente atractivo para (posiciones) largas en petróleo, oro y (metales) básicos", dijo el banco en una nota.

Goldman cree que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otras naciones llegarán a un acuerdo, lo que llevaría a una recuperación en los precios del crudo Brent. Los precios del petróleo subían el lunes después de un desplome del 7% este viernes.

En lo que respecta a los metales preciosos, Goldman indicó que "la mejor forma de operar la dislocación creada por el optimismo excesivo de Estados Unidos es a través del oro".

"Si bien no creíamos que los precios del Brent estuvieran justificados en US$86 por barril, tampoco creemos que lo estén a US$59 (...) con nuestro pronóstico para el Brent en 2019 a US$70", señaló Goldman.

El crecimiento de la demanda de crudo "seguirá fuerte", en 1,6 y 1,5 millones de barriles por día este año y el próximo, mientras que las exportaciones iraníes podrían caen durante el 2019, agregó.

El banco de Wall Street mantuvo su recomendación de "comprar" para las materias primas y pronosticó rendimientos a tres, seis y 12 meses en el índice del sector S&P GSCI en 19,5%, 17,3% y 17,2%, respectivamente.

En lo que respecta a los metales preciosos, Goldman indicó que "la mejor forma de operar la dislocación creada por el optimismo excesivo de Estados Unidos es a través del oro".

Los precios del oro se han hundido más de 10% desde un máximo en abril, dado que los inversores optaron por la seguridad del dólar en medio de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos y las alzas graduales de las tasas de interés estadounidense.