Londres. Un fuerte repunte de los flujos de inversión hacia China y otros mercados emergentes podría indicar que los agentes esperan un resultado favorable para el comercio de las conversaciones entre Washington y Pekín, dijo este jueves el Instituto de Finanzas Internacionales (IFI).

Los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping, se reunirán este sábado durante la reunión de líderes mundiales del G-20, de la que los inversores esperan una tregua duradera en la disputa de casi un año que ha llevado a ambas partes a imponer aranceles de hasta 25% a miles de millones de dólares en bienes.

"En semanas recientes se ha visto un fuerte repunte de los flujos, tanto hacia China como hacia el resto de los mercados emergentes, lo que puede ser una señal de que los inversores están tomando posiciones para un resultado favorable de las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos", dijo en una nota Robin Brooks, director gerente y economista jefe de IFI.

En el contexto de una creciente tensión comercial, el ritmo de flujos hacia los mercados emergentes fuera de China fue notablemente sólido en el segundo trimestre, alcanzando los US$23.000 millones, lo que se compara con los US$31.000 millones del primer trimestre, dijo el IFI.

Los flujos podrían haber sido inducidos en parte por un vuelco hacia la moderación de los bancos centrales en Europa, Estados Unidos y Japón, revitalizando la búsqueda de rendimientos, agregó Brooks.