Beverly Hills. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, dijo este lunes que espera que Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo para poner fin a su disputa comercial, que ha desconcertado a los mercados financieros y ensombrece la economía global.

"Yo diría, sí", dijo Lagarde en la Conferencia Global del Instituto Milken cuando se le preguntó si las conversaciones entre las dos economías más grandes del mundo terminarían en un acuerdo.

Washington y Beijing han estado comprometidos durante el último año en una guerra comercial marcada por aranceles sobre miles de millones de dólares en bienes y amenazas de escalada. Las conversaciones están ahora en un punto crítico.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, tenía previsto hablar en una conferencia este lunes, pero en lugar de eso se dirige a China para continuar las conversaciones.

Pero los sólidos datos de crecimiento del PIB de EE.UU. pueden hacer que los líderes reevalúen la salud de la economía, dijo Lagarde, aunque advirtió, que se necesitan más datos antes de hacer una llamada más definitiva.

Lagarde fue la primera oradora en la conferencia anual del Instituto Milken, que atrajo a 4.000 asistentes, incluidos algunos de los pensadores y creadores de tendencias más poderosos del mundo para hablar sobre finanzas, atención médica y otros temas.

Otros oradores durante la conferencia de tres días incluyen a los jefes de las potencias financieras Goldman Sachs, Blackstone Group, State Street Corp, así como a los principales inversores, incluidos Steven A. Cohen, Thomas Barrack y Ken Griffin, y destacados fondos de pensiones.

En una amplia entrevista, Lagarde dijo que no ve que la economía de Estados Unidos se sumerja en una recesión como consecuencia de las noticias de la semana pasada de que creció a un ritmo anualizado del 3,2%, más de lo esperado en los primeros tres meses de 2019.

Las preocupaciones han ido en aumento por una desaceleración mundial, particularmente en China y Europa, y la perspectiva de que el mercado alcista de EE.UU. a lo largo de una década podría estar llegando a su fin.

Pero los sólidos datos de crecimiento del PIB de EE.UU. pueden hacer que los líderes reevalúen la salud de la economía, dijo. Lagarde advirtió, sin embargo, que se necesitan más datos antes de hacer una llamada más definitiva.

Aun cuando la inflación ha estado en gran medida bajo control, una situación que calificó de "altamente misteriosa", Lagarde dijo que espera que las presiones de los precios aumenten "gradual y lentamente" en los próximos meses, en parte impulsada por el aumento de los precios del petróleo.

Cuando se le preguntó si le gustaría continuar como jefa del FMI cuando finalice su mandato actual en 2021, Lagarde dijo: "Estoy considerando mis opciones". La ex política francesa fue nombrada jefa del FMI en 2011.