Santiago. Las monedas de la región estarán atentas a las señales que entregue la Reserva Federal sobre posibles recortes a las tasas de interés, en un mercado que se sacude del desplome del peso argentino de la semana pasada.

Todo con el telón de fondo de una guerra comercial entre Estados Unidos y China que parece no parece tener un fin cercano y que ha desestabilizado los mercados financieros del mundo e interrumpido cadenas de suministros.

La Fed publicará este miércoles las minutas de su última reunión de política monetaria, donde bajó las tasas por primera vez desde 2008. Además, se realizará el simposio de Jackson Hole, donde las autoridades del banco central estadounidense se reúnen con banqueros centrales del mundio y donde el jefe del organismo, Jerome Powell, ofrecerá un discurso el viernes.

En la región, el peso argentino subió un 4,36% el viernes tras caer durante la semana pasada un 21%, pese a la intervención del banco central. La victoria de la oposición de centroizquierda en las elecciones primarias locales dejó al presidente Mauricio Macri con pocas chances de ser reelecto y desencadenó un derrumbe de la confianza de los inversores.

Los inversores seguirán atentos a posibles nuevas medidas por parte del gobierno argentino, después de que el viernes tanto la agencia Standard & Poor's y Fitch Ratings rebajaron la calificación soberana del país, que además transita por una recesión.

"La mayor preocupación de los mercados es la posibilidad de un default de la deuda, y (el candidato de centroizquierda, Alberto) Fernández declaró que su plataforma económica no contempla no honrar las obligaciones de deuda", dijo en una nota Alfonso Esparza.

Los inversores seguirán atentos a posibles nuevas medidas por parte del gobierno argentino, después de que el viernes tanto la agencia Standard & Poor's y Fitch Ratings rebajaron la calificación soberana del país, que además transita por una recesión.

Mientras, el peso mexicano cayó el viernes un 0,21%, un día después de que el banco central decidió recortar la tasa de interés 25 puntos básicos a un 8%.

Tras despejar la incertidumbre sobre la decisión del banco central, "la atención estará centrada en las reuniones de Jackson Hole entre banqueros centrales, así como a la publicación de las minutas de la última decisión de la Reserva Federal", dijo Santiago Leal, estratega de Mercados Financieros de grupo Banorte.

"Además, en México, estaremos atentos al reporte de inflación (jueves, 1-15 agosto), ventas minoristas y a la lectura final del PIB del segundo trimestre del año (el viernes). Bajo este contexto, esperamos un tipo de cambio entre 19,35 pesos y 1,83 pesos por dólar", agregó.

El real brasileño, en tanto, bajó este viernes para cerrar más allá de las 4 unidades por dólar. "En este momento, básicamente estamos operando en función de las cuestiones relacionadas a Estados Unidos y China", dijo Ricardo Gomes da Silva, superintendente de Correparti Corretora.

Mientras, el peso chileno cotizó el viernes en 708,50 unidades por dólar comprador, con un avance de un 0,38% con relación al cierre anterior.

"La semana pasada fue en general media caótica, pero en los últimos días vimos una tímida recuperación del peso que podría prolongarse durante esta semana, dependiendo del rumbo que tome la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ya que tan sólo una declaración de uno u otro lado puede generar caos en los mercados globales", dijo un operador.

"Un pronóstico conservador sería que el tipo de cambio se mantenga entre los 705 pesos y 715 pesos por dólar", agregó.