Washigton.- Un grupo de ministros de Finanzas está trabajando en un paquete de US$10.000 millones en financiación comercial que podría quedar disponible para ayudar a Venezuela a salir de su crisis económica y humanitaria una vez que asuma un nuevo gobierno, dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, este sábado.

Un grupo de 20 ministros de Finanzas principalmente de países de Occidente que se reunieron esta semana en Washington "va a estar trabajando para intentar reunir un consorcio de unos US$10.000 millones en financiación comercial que estaría disponible para que el nuevo gobierno pueda activar el comercio", dijo Mnuchin en una conferencia de prensa.

Venezuela está sumida en una profunda crisis económica marcada por una amplia escasez de alimentos y medicinas, mientras que la hiperinflación ha dejado prácticamente sin valor a su moneda y millones de personas han escapado a los países vecinos. La producción económica ha declinado cada año desde 2014 y se espera que se contraiga un 25% en 2019.

Más de 50 países, incluidos Estados Unidos y los principales vecinos de Venezuela, han reconocido al opositor Juan Guaidó como el líder de la nación sudamericana. Rusia y otros países reconocen al presidente socialista Nicolás Maduro como el jefe de Estado legítimo.

Este mismo sábado, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, dijo que el prestamista global no podrá ayudar a Venezuela a lidiar con su crisis económica hasta que una "gran mayoría" de sus miembros decida a quién reconoce como líder del país.