Nueva York. El intercambio de deuda de mercados emergentes cayó más de 7% en el tercer trimestre de 2018 frente al mismo período del año previo, según un informe divulgado este miércoles.

Las operaciones de deuda de mercados emergentes alcanzaron los US$1.205 billones el trimestre pasado, una baja del 7,24% desde los US$1.299 billones reportados en el tercer trimestre del 2017, de acuerdo a un informe de EMTA, la asociación de operaciones e inversores de bonos de mercados emergentes.

La comercialización retrocedió un 9,2% desde los US$1.327 billones reportados en el segundo trimestre.

"La caída del volumen agregado está lejos de ser dramática y es consistente con el desempeño de activos y salidas de flujos durante el trimestre", afirmó Alejandro Cuadrado, director gerente y estratega de América Latina para BBVA, en un comunicado de EMTA.

Los instrumentos de deuda mexicanos fueron los más negociados el trimestre pasado a nivel general, con US$223.000 millones, y en mercados locales, con US$185.000 millones, según EMTA.

"Las más recientes liquidaciones (de mercados emergentes) han tendido a ser moderadas en comparación a correcciones previas, ya que los inversores de dinero real generalmente no toman la salida en tiempos de estrés", agregó.

Los traspasos de instrumentos de mercados locales totalizaron US$791.000 millones el trimestre pasado, un incremento del 7,47% frente a los US$736.000 millones un año antes.

Los instrumentos de deuda mexicanos fueron los más negociados el trimestre pasado a nivel general, con US$223.000 millones, y en mercados locales, con US$185.000 millones, según EMTA.

"En México, la elección presidencial y sus consecuencias sacudieron a los mercados y las posiciones, y podría seguir haciéndolo en los próximos meses en lo que podría ser el mercado más analizado en 2019", dijo Cuadrado del BBVA.

Brasil e India también tuvieron altos volúmenes de transacciones, según el sondeo, que incluye instrumentos de deuda de más de 90 países de mercados emergentes según lo informado por 44 bancos, administradores de activos y fondos de cobertura, afirmó EMTA.