Miami. Por tratarse de un centro empresarial global, que reúne industrias que van desde las finanzas, la tecnología o el arte, Miami se ha posicionado como uno de los sectores con mayor proyección para invertir. Este contexto ha atraído la mirada de argentinos, que al día de hoy se posicionan como los principales inversionistas de esta zona ubicada en el centro de Miami. 

Una de las principales características de Miami Dade es su gran variedad de productos inmobiliarios. Desde rascacielos futuristas, torres de oficinas, hoteles y centros comerciales de lujo, hacen de esta zona el lugar ideal para llenar las exigencias de todo tipo de compradores.

Según el último informe reportado en 2018 por la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami (MIAMI), los compradores extranjeros adquirieron 15.400 propiedades en el Sur de la Florida por valor de US$7,2 billones en el último año, donde los argentinos ocuparon el primer puesto del total de estas transacciones (15% de las compras internacionales) por un monto de 1,08 billones de dólares, seguidos por los venezolanos con el 11%. El precio promedio de compra de los argentinos fue de US$400.000, aproximadamente.

Entre la amplia oferta de bienes raíces que buscan los argentinos en Miami, se han empezado a consolidar como principal atractivo de inversión aquellos proyectos inmobiliarios que le permiten al comprador invertir tanto en el sector comercial como en el residencial, con el objetivo principal de obtener rentas en dólares.

Según, Fernando de Núñez y Lugones, vicepresidente ejecutivo de One Sotheby's International Realty, “Los argentinos son cada vez más exigentes en sus búsquedas tanto en proyectos comerciales como residenciales. El respaldo financiero del desarrollar, el potencial del área, la calidad de los acabados, la distribucion de los planos de arquitectura, las amenidades y servicios, forman parte del proceso de toma de decisiones”.

Un ejemplo de este tipo de proyectos es la de Okan Tower de 70 pisos, ubicada en 555 North Miami Avenue, la cual incluye 294 suites de Hilton & Resorts, 5,945 metros cuadrados de espacio para oficinas de clase A, 236 unidades residenciales de condominio de hotel y 149 unidades residenciales de condominio privado que cuentan con unidades de una a tres habitaciones.

Entre las características de este proyecto se encuentran:

·         Tres piscinas, incluida una piscina suspendida en el piso 70 con vistas panorámicas de la ciudad y el mar. La misma será una de las piscinas de mayor altura en la costa este de Estados Unidos.

·         Sala de proyecciones de películas para residentes.

·         Spa con un rango muy amplio de servicios, tales como: baño turco, piscinas de hidromasajes, salas para tratamientos y vestidores individuales.

·         Bar exterior en la piscina y sector de cabañas para pasar el día.

·         Gimnasio con tecnología de última generación

·         Salón de usos múltiples para fiestas y eventos.

·         Biblioteca con área de comedor formal con acceso a una cocina gastronómica para el uso de Chefs.

·         Espacios de trabajo compartidos y centro de negocios, con salas de conferencias, acceso a un sistema de video-conferencias, entre muchos otros servicios.

·         Zona de restaurantes y cava privada. 

“Proyectos como la Okan Tower atraen la mirada de argentinos principalmente por su relación costo-beneficio, se trata de uno de los pocos inmuebles de la zona que le brindan la posibilidad al comprador de adquirir estudios desde el piso 36 a un costo de sólo US$300.000, además, el inversionista tiene la certeza de ingresar en un mercado que seguirá experimentando estabilidad y un crecimiento económico para los próximos años”, afirma Bekir Okan, presidente del Okan Group

Okan Tower será la torre más alta de la Florida, su estructura con fachada de cristal ligeramente ondulada e inspirada en la flor de tulipán, flor nacional de Turquía, adornará la vista de la ciudad con un diseño único. A su vez, la torre le permitirá al comprador contar con acceso directo hacia las distintas zonas de entretenimiento de Miami, entre las que se encuentran teatros, museos como el Museo de Arte Pérez, conciertos o encuentros deportivos en el American Airlines Arena, tiendas de diseñadores, vistas al océano, playas y otra gran variedad de opciones.

En definitiva, este tipo de complejos arquitectónicos continuarán llamando la atención de los argentinos, ya que no sólo representan una oportunidad de negocio, sino también una experiencia cultural y artística en uno de los sectores más exclusivos de Miami.