LONDRES. Los precios del crudo subían el miércoles por encima de US$ 56 el barril tras datos de la industria que mostraron que los inventarios en Estados Unidos tuvieron una baja imprevista, y ante el alivio en el temor a rebrotes de la Covid-19 en China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo.

El Instituto Americano del Petróleo (API) dijo que los inventarios de crudo se redujeron en 5,3 millones de barriles la semana pasada, cuando el pronóstico era de un alza. Los datos oficiales de la Administración de Información de Energía (EIA) se publicarán a las 1530 GMT.

Los futuros del Brent sumaban 42 centavos, o 0,77%, a US$ 56,34 el barril, a las 1038 GMT; en tanto que los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos avanzaban 37 centavos, o 72%, a US$ 52,99 el barril.

"Los precios del petróleo están subiendo bastante esta mañana debido a datos que indican una inesperada baja en los inventarios de crudo estadounidenses", dijo Stephen Brennock de la correduría PVM.

El Brent está cerca de alcanzar el máximo de 11 meses de US$ 57,42 el barril que anotó el 13 de enero, al haberse recuperado desde mínimos de 21 años de US$ 16 el barril en abril, gracias mayormente al reflote de la demanda de China y a los enormes recortes de suministros pactados por la OPEP y sus aliados.

Los mercados se enfocarán más tarde en el día en el resultado de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Analistas esperan que el banco central mantenga su política monetaria ultra flexible para agilizar la recuperación de la economía.