El Gobierno solo erogó el 6,6% de lo exigido por South American Silver Limited (SAS) en el laudo arbitral por la reversión del yacimiento de Mallku Khota, en Potosí. Con ese pago, Bolivia se ahorró US$360,1 millones respecto de lo que exigía la firma canadiense.

“¿Cuánto pedía la empresa? La empresa pedía US$385,7 millones, el tribunal le adjudicó un monto de US$28,8 millones que incluía el capital y los intereses y el día de hoy el Estado boliviano está pagando US$25.588.525; es decir, un 6,6% del monto demandado”, explicó en conferencia de prensa el procurador general del Estado, Pablo Menacho Diederich.

Recordó que el Gobierno dio cumplimiento al laudo del 22 de noviembre de 2018, emitido por el Tribunal Arbitral, en la demanda presentada por South American Silver contra Bolivia por la “reversión al dominio originario” del Estado de 10 concesiones mineras que eran de propiedad de la firma.

Explicó que el país está pagando US$18,7 millones por el capital establecido en el laudo y por los intereses que son el 70%, “es decir que la empresa ha renunciado al 30% del monto de los intereses”. Además, SAS también hará una devolución al Estado boliviano de los gastos de defensa, US$209.000, conforme a lo que establecía el propio laudo.

El presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Zelmar Andia, explicó que con esa información el Ministerio de Minería y Metalurgia y su despacho continuarán con los estudios exploratorios hasta la determinación definitiva de las reservas mineras del yacimiento de Mallku Khota y su consiguiente entrada en fase de producción.

Esta determinación fue calificada por el Gobierno como una victoria porque, además de ahorrar US$360,1 millones, la firma entregó todos los trabajos de prospección y exploración realizados en Mallku Khota. Se calcula que los recursos mineralógicos del yacimiento ascienden a unos US$8.000 millones.

Los estudios efectuados por la firma canadiense hasta la fecha de la reversión, agosto de 2012, incluyen los trabajos geológicos de perforación de 106 pozos en el área de las concesiones, los resultados metalúrgicos derivados de los análisis en laboratorios internacionales, realizados por compañías de talla mundial como SGS Lakefield Research de Canadá, y el modelo geológico elaborado en base a dichos resultados mediante el uso del software Geovia.

El presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Zelmar Andia, explicó que con esa información el Ministerio de Minería y Metalurgia y su despacho continuarán con los estudios exploratorios hasta la determinación definitiva de las reservas mineras del yacimiento de Mallku Khota y su consiguiente entrada en fase de producción.

“Lo que la empresa (SAS) estaba haciendo, hasta donde han podido llegar, sí tenemos una cantidad de reserva y un promedio de ley, pero que eso no es el total; entonces hay que continuar haciendo la exploración y haciendo perforación de diamantina”, indicó.

El Gobierno, mediante el Decreto 1308 de agosto de 2012, revirtió el yacimiento, motivo por el cual fue iniciado el arbitraje bajo las reglas de la CNUDMI (Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional).