La Paz. El Gobierno de Bolivia cambió este jueves al presidente de la petrolera estatal YPFB, en medio de denuncias de irregularidades y supuesta corrupción en la suscripción de contratos.

Richard Botello es el tercer presidente de YPFB en la gestión del Gobierno transitorio que asumió en lugar de Evo Morales a fin del año pasado.

Botello reemplaza en la dirección ejecutiva de la empresa más importante del país a Herland Soliz, que estuvo en el cargo desde el 16 de diciembre último.

La salida del presidente de la petrolera es para evitar más problemas que puedan afectar a la gestión del Gobierno, informó el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

“Aquí se cierra una capítulo de la historia de YPFB y se abre otra, y vamos a dejar en manos de nuestros profesionales”, dijo en un acto público.

Se había anticipado en AméricaEconomía: Declaraciones de Herland Soliz, Presidente de YPFB, le ponen la soga al cuello

“Necesitamos activar algunos elementos que puedan reactivar la economía de los bolivianos en este momento de crisis. Necesitamos ideas muy claras para poder generar opciones de ingresos para el Tesoro General de la Nación a través de los hidrocarburos”, señaló.

El cambio se produjo ante los cuestionamientos de supuestos contratos por la compra de al menos US$160 millones de combustible y contrataciones de seguros sin licitación, que desestabilizaron la gestión del ejecutivo saliente.

Richard Botello tiene más de 20 años de experiencia en el sector petrolero y fue gerente general para Bolivia de Schulemberger, una multinacional de servicios del sector.

*Con información de Reuters y La Razón.