Pekín. Caracas y Pekín reactivaron un proyecto conjunto de refinería y química entre China National Petroleum Corp (CNPC) y la petrolera estatal venezolana PDVSA que se espera que esté operativo a fines del 2021, dijo este miércoles la publicación financiera china Caixin.

La construcción de la refinería con capacidad para procesar 400.000 barriles por día (bpd), que se ubicará en un parque industrial en Jieyang, en la provincia de Guangdong en el sur de China, costará 65.400 millones de yuanes (US$9.530 millones) en inversión total, señaló Caixin.

CNPC aportará el 60% de la inversión y PDVSA el restante 40%. La refinería estaría en condiciones de comenzar sus operaciones de prueba en octubre del 2021 y el complejo químico en diciembre de ese mismo año, agregó.

El megaproyecto había sido planeado inicialmente hace más una década por CNPC, propietaria de PetroChina, pero la inversión se había visto perjudicada y demorada por la menor producción de crudo en Venezuela, que atraviesa una de sus peores crisis económicas.

China inyectó más de US$50.000 millones en Venezuela durante una década mediante acuerdos de petróleo-por-préstamos que ayudaron a Pekín a asegurarse suministros energéticos mientras apuntalaba a su alicaído aliado anti-Washington en Latinoamérica.