Pasar al contenido principal
Constellation Brands invertirá hasta US$ 5.500 millones en su nueva planta cervecera al sur de México
Viernes, Enero 7, 2022 - 07:00

Luego de la controvertida suspensión del proyecto inicial en Mexicali, basada en una consulta popular realizada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la trasnacional sostuvo que confía en México y actualizó sus planes de inversión.

La empresa cervecera Constellation Brands -que desde 2013 tiene los derechos para producir y comercializar las marcas de Grupo Modelo en Estados Unidos- invertirá entre US$ 5.000 millones y US$ 5.500 millones en México a 2026, principalmente para la construcción de su planta en Veracruz, con miras a la expansión de su negocio de cerveza.

Luego de la controvertida suspensión del proyecto en Mexicali, Baja California, basada en una consulta popular realizada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al argumentar supuesta corrupción ante la escasez de agua, la trasnacional sostuvo que confía en México y actualizó sus planes de inversión.

En su reporte del tercer trimestre de su año fiscal 2022, Constellation Brands prevé que los gastos de capital totales para el negocio de la cerveza en el país oscilen entre US$ 5.000 millones a US$ 5.500 millones durante el año fiscal 2023 hasta el año fiscal 2026, y se espera que la mayoría del gasto ocurra en los primeros tres años de ese período de tiempo.

"La inversión respaldará entre 25 millones y 30 millones de hectolitros (de cerveza) adicionales de capacidad total e incluye la construcción de una nueva fábrica de cerveza en el sureste de México en el estado de Veracruz, así como la expansión y optimización continuas en los sitios existentes de la compañía en Nava (Coahuila) y Obregón (Sonora)", informó la trasnacional a los inversionistas.

La compañía ha actualizado sus planes para invertir en el próximo incremento de capacidad en México, lo cual brindará flexibilidad a largo plazo, necesaria para respaldar el crecimiento futuro esperado de su cartera de cervezas mexicanas de alta gama.

La inversión que Constellation Brands proyectó para la construcción de la planta en Mexicali, que inició en 2016, era de US$ 1.400 millones y cuando se frenó la obra, ya había invertido US$ 900 millones, con un avance del 70%.

A principios de 2020, a unos meses de que se cancelara la construcción del Nuevo Aeropuerto de Texcoco, el gobierno de AMLO puso a consulta la continuación del desarrollo de la planta en Mexicali y alegaba problemas ambientales en la región por la falta de agua en el norte del país.

La respuesta de la cervecera en ese momento fue: "el proyecto en Mexicali, como todas nuestras operaciones, cumple y ha cumplido con todos los requisitos que marca la ley y prioriza el cuidado y disponibilidad de agua para todos".

La discusión tardó un par de meses, hasta que la empresa trasnacional decidió lograr un acuerdo con el gobierno federal y el presidente López anunció que Constellation invertiría en el sur de México, en donde existen recursos naturales suficientes para la operación de la planta.

La empresa explicó en su reporte que para el primer trimestre del año fiscal 2022 registró un deterioro de US$ 666 millones en la instalación de Mexicali.

"Esta inversión de capital de US$ 5.000 millones a US$ 5.500 millones incluye la guía de gastos de capital, previamente revelada de US$ 700 millones a US$ 900 millones anuales para el año fiscal 2023 al año fiscal 2025", destacó.

Por su parte, la compañía informó que continúa trabajando con funcionarios del gobierno en México para "determinar los próximos pasos para los proyectos suspendidos de construcción de la Cervecería Mexicali y buscar varias formas de recuperación de los costos capitalizados y los gastos adicionales incurridos para establecer la cervecería". Sin embargo, Constellation advirtió que "no hay garantía de recuperaciones".

Autores

El Economista (México)