El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, destaca que la venta de las torres de telecomunicaciones de su filial Telxius a American Tower (ATC) por 7.700 millones de euros (US$9.410 millones) en efectivo es buena operación tanto para la operadora como para el sector y asegura que fortalece el negocio del grupo a largo plazo.

Lea también: Telefónica vende activos a American Towers por 7.700M de euros y se dispara en la bolsa

Álvarez-Pallete resalta que se trata de una operación "récord" en el sector, ya que marca un hito en valoración y en el múltiplo que se paga en el mercado por este tipo de activos, que ha alcanzado las 30,5 veces el resultado bruto de explotación (OIBDA), y le permite a Telefónica generar una plusvalia de 3.500 millones de euros.

Respecto a la subida de en torno al 10% que están registrado este miércoles las acciones de Telefónica tras conocerse la operación, Álvarez-Pallete ha indicado que "por supuesto" les hace "muy felices" la "buena acogida" de los mercados a esta transacción. "Es la mejor señal de que el mercado confía en que esta es la dirección correcta para ejecutar el plan estratégico de nuestra compañía", agrega.

El negocio de la infraestructura de telecomunicaciones en América Latina -especialmente en México y Brasil- parece ser un terreno fértil para las compañías de torres, con empresas como American Tower, Phoenix Tower International (PTI), Digital Colony, Telxius y Telesites con ambiciosos planes de crecimiento.

Un negocio en crecimiento. El negocio de la infraestructura de telecomunicaciones en América Latina -especialmente en México y Brasil- parece ser un terreno fértil para las compañías de torres, con empresas como American Tower, Phoenix Tower International (PTI), Digital Colony, Telxius y Telesites con ambiciosos planes de crecimiento.

American Tower, por ejemplo, tiene más de 41.000 sitios en ocho países latinoamericanos: Brasil y México, con más de 19.000 y 9.700 sitios, respectivamente, seguidos de Colombia (más de 5.000 sitios), Chile (2.900), Perú (2.300), Paraguay (1.400), Costa Rica (600) y Argentina (100).

A nivel mundial, Digital Colony administra 15 carteras y compañías afiliadas, cuatro de las cuales son exclusivamente para Latinoamérica. Phoenix Tower International (PTI) partió en la región comprando el negocio panameño de American Tower y ya suma más presencia en países como República Dominicana, El Salvador, Perú y Colombia. 

Mientras que Telxius, creado en 2016, opera en el negocio de torres y cables submarinos en Brasil, Perú, Chile y Argentina. Telesites, en tanto, cuenta con fuerte posicionamiento en México, con Telcel, propiedad de América Móvil, como principal cliente de la empresa.

Claro está, el advenimiento de la red 5G y la necesidad de aumentar la cobertura en miles de sectores rurales de la región, representan una enorme oportunidad para las compañías de este sector.

Nueva Telefónica y el negocio en Latinoamérica. El presidente ejecutivo de Telefónica considera que este último movimiento supone "un nuevo paso" hacia la construcción de una nueva Telefónica que la empresa está diseñando "para los próximos cien años" y cuya hoja de ruta "muy clara" fue lanzada en noviembre de 2019.

El directivo español remarca que esta nueva Telefónica se enfoca en la parte de los activos más inteligentes de sus redes y pone en valor aquellos activos que no son estratégicos o que no pertenecen a la parte más central de su red, lo que conlleva además una reasignación de su esfuerzo de inversión.

En los últimos nueve meses Telefónica ha llevado a cabo operaciones de "enorme relevancia a pesar de las dificultades" como la fusión de su filial O2 con Virgin Media en Reino Unido o los despliegues de fibra y 5G tanto en España como en otros países. "Este es un paso más en esa nueva Telefónica que nos imaginamos hace algo más de un año", ha agregado.

 

El desafío de Telefónica es seguir revirtiendo los números rojos que dejó la pandemia y hacer caja lo más pronto posible. En este sentido, cabe recordar que la multinacional española enfrenta el desafío de  poner el acelerador a la venta de activos dentro del continente americano.

Desde su anunciada salida de nuestra región en noviembre de 2019, Telefónica lleva más de un año trabajando con asesores internacionales como Citi y Morgan Stanley, según reportes locales de prensa,  para la búsqueda de posibles compradores para sus filiales latinoamericanas. Esto ha traído resultados satisfactorios en el caso de Costa Rica, donde su negocio se transfirió en julio a la firma de telefonía e internet Liberty Latam, a cambio de 425 millones de euros.

Naturalmente, para concretar las ventas, deben lidiar con negociaciones en pos de conseguir el mejor precio posible y, eventualmente habrá evaluaciones de cada organismo regulador para defender la libre competencia y evitar concentraciones de mercado, como podría ocurrir con Chile. 

Además, la firma tiene abiertas distintas opciones, que permitan reducir la deuda del grupo o de mejorar la rentabilidad de esos negocios. Esto también incluiría eventuales salidas a bolsa o la entrada de nuevos socios. 

*AméricaEconomía con información de Europa Press