San José.- La autoridad de aviación estadounidense redujo el martes la calificación de Costa Rica en seguridad aérea prohibiendo abrir nuevas rutas hacia Estados Unidos a las aerolíneas locales, lo que podría jugar en contra de su industria turística, el principal motor de la economía costarricense.

La baja a categoría a "2" desde "1" obedece a que el país carece de regulaciones para supervisar a las compañías aéreas según las normas internacionales o falla en áreas como personal capacitado o experiencia técnica, dijo la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés).

El turismo aporta un 6,3% a la economía, que el año pasado creció un 2,7% por debajo de lo esperado, de acuerdo con cifras del banco central.

"Estamos en toda la necesidad de resolver eso", dijo el presidente, Carlos Alvarado, al ser cuestionado por periodistas. "Ver qué otros extremos conlleva, de dónde ha surgido esta falta y eventualmente ver qué corresponde", agregó.

Costa Rica cuenta con cuatro aeropuertos con categoría internacional, aunque el grueso de las conexiones se concentran en la terminal de la capital San José y en el aeropuerto de la turística provincia Guanacaste.

No quedó inmediatamente claro si la medida afectará a aerolíneas de otros países que tienen operaciones en Costa Rica, como la mexicana Volaris, que está inscrita como compañía local, según el ministerio de Transportes del país centroamericano.

Costa Rica cuenta con cuatro aeropuertos con categoría internacional, aunque el grueso de las conexiones se concentran en la terminal de la capital San José y en el aeropuerto de la turística provincia Guanacaste, a orillas del océano Pacífico.

El año pasado ingresaron al país 2.314.888 de personas vía aérea, la mayoría procedentes de Estados Unidos, según datos oficiales.