El refinador estadounidense Citgo Petroleum espera seguir aumentando su capacidad de utilización después de que fenómenos meteorológicos azotaran sus instalaciones el año pasado y en el primer trimestre, dijo el miércoles su gerente general.

Citgo aumentó su capacidad en un 83% en los primeros tres meses del año, luego que una tormenta invernal afectó gravemente a las refinerías en la costa del Golfo de Estados Unidos y contribuyó a una pérdida neta de la compañía de US$ 180 millones, señaló recientemente la firma, filial de la estatal venezolana PDVSA.

"La capacidad de utilización de Citgo cayó en 2021 por la tormenta invernal, pero estamos pronosticando afortunadamente que vamos a regresar a una utilización máxima hacia el segundo trimestre de este año", dijo el gerente general, Carlos Jordá, en una conferencia virtual en Caracas.

La tormenta obligó a Citgo a cerrar su refinería de Corpus Christi, en Texas, durante dos semanas. La compañía pagó US$ 21 millones en reparaciones y el mes pasado informó que los costos relacionados con la tormenta fueron de US$ 60 millones.

Citgo puede procesar 769.000 barriles por día (bpd) de crudo entre Corpus Christi y plantas en Luisiana e Illinois.

Desde que Estados Unidos aumentó las sanciones a PDVSA en 2019, Citgo es controlada por una junta administradora nombrada por la Asamblea Nacional de mayoría opositora electa en 2015. La empresa se ha visto afectada por factores que incluyen su incapacidad para importar crudo venezolano o enviar productos refinados a su casa matriz.

La firma reemplazó el suministro venezolano por crudo pesado mexicano Maya y colombiano Castilla, pero los grados ya no están dando los mismos márgenes para las refinerías del Golfo de Estados Unidos, agregó el ejecutivo, por lo que Citgo está trabajando en refinar más crudos livianos mientras expande sus mercados de exportación de combustibles.