Ciudad de México. El embajador de Estados Unidos en México advirtió este jueves que recientes cambios de reglas en el sector energético en el país pueden tener efectos "muy negativos" para la inversión, a menos de una semana de que entre en vigor el nuevo tratado de libre comercio de América del Norte, el TMEC.

El embajador Christopher Landau dijo en un foro virtual que algunas de las acciones del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en los últimos meses han creado incertidumbre sobre su promesa de respetar las leyes que se hicieron en el pasado.

"(El Gobierno) tiene el derecho de establecer o cambiar sus políticas económicas o sociales domésticas, pero también, a la vez, hay que reconocer que estos cambios puedan tener efectos muy negativos en cuanto a la inversión doméstica y extranjera", afirmó el diplomático estadounidense el jueves.

El organismo regulador del sector eléctrico, el Cenace, congeló recientemente la apertura de nuevas plantas de energía renovable, mientras que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó una fuerte alza a las tarifas que deberán pagar empresas generadoras a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por la transmisión de energía.

A mediados de junio la mayor organización petrolera de Estados Unidos, el API, denunció en una carta la existencia de prácticas de discriminación contra inversionistas estadounidenses de crudo y gas por parte del gobierno mexicano que, dijo, violan el TMEC.

"Para mí algunas de la acciones de estos últimos meses, sobre todo en el sector energético, han creado incertidumbre sobre esa promesa del Gobierno de respetar lo que se hizo en el pasado y de no cambiar las reglas del juego", aseveró Landau, y añadió que no puede decir "que es un momento oportuno para invertir en México".

Sin embargo, más tarde publicó un tuit aclarando sus palabras. "Se está reportando que yo comenté esta mañana que no es momento oportuno para invertir en México. Eso no lo dije. Lo que dije es que los inversionistas buscan la certidumbre, y que no hay nada peor que cambiar las reglas del juego", escribió.

El embajador agregó en el evento que cree que en la implementación del TMEC, habrá que enfrentar "cosas difíciles" y citó como retos las diferencias en materia agrícola, biofarmacéutica y laboral entre Estados Unidos y México.