Milán. El grupo energético italiano Enel revisó al alza su objetivo para el beneficio operativo bruto y se comprometió a destinar más inversión en sus negocios de redes y energías limpias en el marco del nuevo plan de negocio develado este martes.

La mayor eléctrica europea, dueña de la española Endesa y con creciente presencia en Latinoamérica, dijo que invertiría unos 27.500 millones de euros (US$31.426 millones) en el periodo de tres años hasta 2021, un 12% más que en su anterior plan, destinando más del 40% a activos renovables.

El grupo controlado por capital público italiano dijo que cerca del 62% de su producción estará libre de emisiones contaminantes en 2021, frente al 48% de este año.

El sector eléctrico europeo atraviesa cambios significativos en un contexto de avances tecnológicos y de compromiso político para cumplir con los objetivos contra el cambio climático.

"Enel reforzará su enfoque en mercado en mercados en los que tiene presencia integrada como Italia, España, Chile y Brasil", dijo la compañía.

Enel dijo que quería incorporar 11.600 megawatios (MW) de nueva potencia renovable en los próximos tres años y retirar de su mix unos 7.000 MW de capacidad térmica.

"Enel reforzará su enfoque en mercado en mercados en los que tiene presencia integrada como Italia, España, Chile y Brasil", dijo.

Enel dijo que espera que su beneficio operativo bruto (EBITDA) crezca cerca del 6% anual para alcanzar los 17.400 millones de euros (US$19.884 millones) el año que viene, frente al objetivo de 17.200 millones (US$19.655 millones) del plan anterior.

Por otra parte, confirmó que destinará a dividendos el 70% de su beneficio ordinario neto, aunque por primera vez estableció una cifra mínima de dividendo por acción.

El miércoles será Endesa la que actualice su plan estratégico.