La Comisión Federal de Electricidad (CFE) concluyó la negociación con la empresa mexicana Fermaca sobre los dos contratos de gasoductos pendientes que se habían emplazado a procesos de arbitraje internacional, con ahorros totales de US$672 millones y reducciones de tarifas de 25% y 18% en cada uno de los tramos.

Con Fermaca, la CFE tiene detenido el proyecto de 305 kilómetros Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, que correrá por San Luis Potosí, Aguascalientes y Jalisco, con el contrato por un monto de US$294 millones adjudicado en abril de 2016, además del tramo La Laguna-Aguascalientes, de 453 kilómetros y una inversión de US$473 millones.

“La importancia de estos gasoductos es que traen shale gas desde Texas a la zona de mayor crecimiento del país”, aseguró el director general de la CFE, Manuel Bartlett, “estos dos gasoductos son sin duda los más importantes de toda la red porque vienen de Texas y bajan por todo el centro del país para llegar a las zonas de mayor consumo”.

El director de la estatal eléctrica explicó en la conferencia matutina presidencial que se realizaron cuatro reuniones con Fermaca tras las negociaciones con el resto de los contratistas en que la empresa entregó cuatro contrapropuestas de renegociación de las cuales dos resultaron atractivas, luego de que se unió a las conversaciones Partners Group, el grupo inversionista suizo que tiene participación financiera en Fermaca.

Según la empresa Fermaca, este mismo mes se pondrá en marcha el tramo La Laguna-Aguascalientes. Los gasoductos de Fermaca suman 2.150 kilómetros en el país y desde la Cuenca de Waha en Texas.

Así, se estableció una tarifa de garantía de inversión y no la que financiaba los gasoductos; tarifas de servicio de transporte de gas donde sólo se paga el alquiler; tarifas niveladas fijas a través del tiempo, y acuerdos equilibrados en caso fortuito sobre causas mayor, para que las sumas otorgadas hasta ahora se reintegren a través de diversos mecanismos y se devuelvan a la CFE, explicó Bartlett.

En el tramo La Laguna-Aguascalientes se redujo 25% la tarifa de transporte, de 14 a 11 centavos de dólar por millar de BTU. Mientras que en Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, la tarifa se redujo 18% al pasar de 12 a 10 centavos por millar de BTU transportado.

Con ello, el ahorro total fue de US$672 millones, de los cuales en La Laguna-Aguascalientes se ahorraron US$455 millones ya que los compromisos de pago pasaron de US$1.838 millones a US$1.383 millones, mientras que en Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara se ahorraron US$197 millones, ya que los compromisos de pago pasaron de US$1.179 millones a US$961 millones.

Además, se negociaron 10 años adicionales de servicio de transporte de gas natural, que serán un beneficio para la empresa.

Según la empresa Fermaca, este mismo mes se pondrá en marcha el tramo La Laguna-Aguascalientes. Los gasoductos de Fermaca suman 2.150 kilómetros en el país y desde la Cuenca de Waha en Texas.

“Cuando nuestra red troncal esté terminada a inicios del 2020 podremos suministrar gas natural al norte, occidente y centro de México”, aseguró, además de que anunció una inversión adicional de 12.000 millones de pesos (US$613,9 millones) a su sistema de gasoductos.