Copenhage. El fondo de pensiones danés MP Pension dijo este martes que venderá su participación en 10 de las compañías petroleras más grandes del mundo mientras busca excluir las principales fuentes de carbono de su cartera.

MP Pension dijo que vendería sus participaciones en ExxonMobil, BP, Chevron, PetroChina, Rosneft, Shell, Sinopec, Total, Petrobras y Equinor.

En Brasil, Petrobras está centrando sus esfuerzos en la exploración y producción de petróleo y gas natural, al tiempo que implementa un ambicioso programa de venta de activos no esenciales bajo la administración actual.

"La desinversión se debe a que MP evalúa que los modelos comerciales a largo plazo de las empresas son incompatibles con los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París", dijo el fondo en un comunicado.

Casi 200 países acordaron en París en el 2015 limitar el aumento de la temperatura media global a muy por debajo de 2 grados centígrados por encima de los tiempos preindustriales. Las políticas actuales ponen al mundo en el camino hacia un aumento de al menos 3°C para fines de siglo.

MP Pension dijo que cuatro de las compañías, BP, Shell, Total y Equinor, mostraron signos de progreso, mientras que las seis restantes lograron pocos avances en su transición hacia una energía más ecológica.

La desinversión totaliza unos DKK644 millones (US$96,7 millones), dijo MP Pension en un comunicado.

MP Pension dijo que su decisión se basó no solo en el deseo de contribuir a la transición ecológica, sino también en la creencia de que las empresas no pueden ofrecer un rendimiento a la par con el mercado en general en los próximos años.

"La demanda de petróleo caerá a medida que se acelere la transición verde", dijo el jefe de MP Pension Investment, Anders Schelde.

MP Pension dijo que cuatro de las compañías, BP, Shell, Total y Equinor, mostraron signos de progreso, mientras que las seis restantes lograron pocos avances en su transición hacia una energía más ecológica.

El presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, reafirmó recientemente que las inversiones de Petrobras en el área de las energías renovables se centrarán en la investigación y el desarrollo. También cuestionó el nivel de participación de los competidores petroleros con iniciativas de energía limpia.

“Hay mucho marketing y, de hecho, pocas acciones. Si observamos las empresas europeas que se centran en las energías renovables, la proyección de las energías renovables en sus ingresos para 2030 es del 1% o, como máximo, del 1,5%. En la práctica, eso no es todo", dijo.