Sao Paulo. El fabricante de automóviles brasileño CAOA llegó a un acuerdo inicial para comprar la planta de Ford Motor en Sao Bernardo do Campo, dijeron las compañías este martes, pero CAOA podría recortar 1.300 empleos, según el sindicato que representa a los trabajadores de la planta.

Ford anunció en febrero que cerraría la planta, la más antigua de Brasil, que emplea a unos 3.000 trabajadores, como parte de una reestructuración global y un impulso para salir del negocio de camiones pesados.

CAOA y Ford han estado negociando la compra desde finales de febrero, informó Reuters en ese momento, cuando el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, se apresuró a buscar un comprador para la planta en un esfuerzo por mantener los empleos en la ciudad.

Wagner Santana, presidente del sindicato que representa a los trabajadores de Ford, dijo a los periodistas que en conversaciones con CAOA, el fabricante de automóviles brasileño dijo que inicialmente retendría solo a unos 800 trabajadores y que 1.300 serían despedidos, mientras que el resto lo mantendría Ford.

"El objetivo es hacer que la fábrica sea rentable y productiva, para que genere empleo y riqueza", dijo Carlos Alberto Oliveira Andrade, presidente y fundador de CAOA.

Doria ha defendido a Sao Paulo como un centro de fabricación en un momento en que la industria automotriz recurrió a otros estados brasileños que ofrecían incentivos fiscales agresivos. El gobernador ha introducido un incentivo fiscal propio.

En la conferencia de prensa, Doria dijo que una decisión sobre cuántos trabajos se mantendrán solo se puede tomar una vez que Ford y CAOA cierren la venta, que está programada para pasar por un proceso de diligencia debida de 45 días.

"Preservar todos los trabajos, esa es la condición fundamental para una contribución del estado", dijo Doria, en referencia a los posibles beneficios fiscales.

Santana dijo que CAOA planea pagar a los que contrata hasta el 80% de sus salarios actuales de Ford, y señaló que todavía es mucho más que los salarios pagados en otros estados.

Un portavoz de CAOA declinó hacer comentarios.

 

"El objetivo es hacer que la fábrica sea rentable y productiva, para que genere empleo y riqueza", dijo Carlos Alberto Oliveira Andrade, presidente y fundador de CAOA, cuyas iniciales forman el nombre de la empresa.

El gran mercado interno de Brasil y la economía proteccionista han atraído durante mucho tiempo a los fabricantes de automóviles más grandes del mundo para establecerse allí, y CAOA es el raro fabricante de automóviles de propiedad nacional. Ha alcanzado acuerdos para fabricar automóviles para Hyundai y es copropietario de la operación Chery de China en Brasil, cuyos automóviles tienen la marca CAOA Chery.

Ford abrió la planta en 1967, y es la más antigua de la compañía en el país. Fue utilizado principalmente para fabricar camiones pesados, así como el compacto Ford Fiesta. Ford está experimentando una reestructuración global y ha dicho que se centrará en una planta mucho más nueva en el estado nororiental de Bahía.