La tradición y hospitalidad turística de Francia llegarán a México con la apertura del primer hotel para el segmento de lujo de la marca Sofitel, del grupo AccorHotels, porque existe ahí un alto potencial que vamos a desarrollar, aseguró Sylvain Chauvet, gerente del inmueble que se inaugura en la primera semana de septiembre, en la Ciudad de México.

“En los últimos 15 años ha cambiado la imagen de México en el exterior. La gente realmente quiere venir a conocer los atractivos que existen”, refirió. Además, el gasto promedio de los turistas internacionales está al alza.

El Sofitel México City Reforma, en su última etapa de construcción, ubicado a una calle del icónico Ángel de la Independencia, competirá con diversas marcas globales del sector hotelero en la avenida Reforma; pertenece a un grupo de inversionistas mexicanos que apostó al grupo francés para que lo opere. El inmueble tendrá 275 habitaciones.

“No puedo decir que hacemos o vamos a hacer un lujo mejor que los competidores, pero sí puedo decir que somos una empresa francesa y realmente Sofitel es la marca que tiene su ADN totalmente francés”. Sylvain Chauvet.

“No puedo decir que hacemos o vamos a hacer un lujo mejor que los competidores, pero sí puedo decir que somos una empresa francesa y realmente Sofitel es la marca que tiene su ADN totalmente francés”, comentó.

Sylvain Chauvet recordó que Francia es el país más visitado del mundo (el año pasado recibió a 89.4 millones de turistas internacionales) y ese deseo de conocer sus atractivos lo llevarán al nuevo hotel.

La cadena Sofitel está presente en 40 países y suma poco más de 120 hoteles con una tarifa media que ronda los 300 dólares. Sus cuatro pilares de negocio son: diseño, arte y cultura, gastronomía y bienestar.

“Sabemos perfectamente que es lo que buscan los turistas cuando van a Francia y eso lo hemos replicado con éxito en el segmento de lujo. Además, ha resultado fundamental la asociación que hacemos de los productos y servicios que ofrecemos con marcas de alta calidad francesa, la gente ya lo reconoce”, explicó.

—¿Cómo desarrollar sus pilares en el día a día?

Con una adecuada capacitación de los embajadores, como llamamos a nuestros colaboradores, porque ellos son los embajadores de la marca. La primera cosa que hacemos en Sofitel es saludar en francés, para que la gente se sienta cómoda.

En el restaurante, por ejemplo, antes de retirar los platos a una pareja esperamos que terminen, para evitar que se lleven unos primero y romper con el buen momento que viven. Éstas son cosas muy importantes para nosotros.

—¿Qué tipo de clientes atenderán?

Al igual que otros hoteles, entre semana a viajeros de negocio y el fin de semana a los de placer. Estimamos que en el primer caso 70% será internacional y en el segundo mitad y mitad. Cada vez se conoce más que México es tan grande y con tantas cosas que ver que es un sitio importante para visitar.

—¿En qué otros elementos fundamentan su confianza?

Tenemos claro que por el momento la cultura de los hoteles es muy americana, por su origen, pero vamos a dar el toque francés y ése nos va a diferenciar.