Paris. El ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, dijo este viernes que el impuesto digital para los gigantes de internet fue una "decisión nacional" que el gobierno implementará, en un desafío a la amenaza de Estados Unidos de "tomar medidas recíprocas sustanciales"

"Francia implementará sus decisiones nacionales", dijo Le Maire citado por el diario Le Figaro, en respuesta a la advertencia del presidente de Estados Unidos Donald Trump.

"Imponer una carga fiscal a las actividades digitales es un reto que nos concierne a todos. Queremos llegar a un acuerdo sobre este tema en el marco del G7 y de la OCDE", dijo Le Maire.

El Parlamento francés aprobó el 11 de julio una nueva ley para cobrar impuestos a los gigantes digitales, lo que convierte a Francia en uno de los primeros países en gravar a las empresas llamadas GAFA:  Google, Amazon, Facebook y Apple.

"Si alguien les impone impuestos, debe ser su país, Estados Unidos. Anunciaremos acciones recíprocas sustanciales pronto ante la tontería de Macron", dijo el presidente Trump.

"Si alguien les impone impuestos, debe ser su país, Estados Unidos. Anunciaremos acciones recíprocas sustanciales pronto ante la tontería de Macron. Yo siempre he dicho que el vino estadounidense es mejor que el vino francés", dijo el presidente Trump en Twitter.

La iniciativa prevé un impuesto de tres por ciento sobre los ingresos franceses de las compañías digitales con ingreso global de más de 750 millones de euros e ingresos franceses de más de 25 millones de euros. 

Se espera que la iniciativa conduzca a una recaudación de 400 millones de euros este año y 650 millones de euros para el 2022.

A pesar de sufrir un revés en Bruselas para establecer el impuesto en toda la Unión Europea, el gobierno francés decidió imponer el impuesto a nivel nacional.