Washington. El Gobierno de Estados Unidos anunció este viernes que renovará la licencia de Chevron para continuar la extracción de petróleo y gas en Venezuela como exención a las sanciones, en una señal de que considera beneficioso que la petrolera siga operando en el país sudamericano a pesar de la debacle económica.

El Departamento del Tesoro dijo que renovaría la licencia por tres meses para Chevron Corp, la última gran compañía estadounidense en operar en Venezuela, una nación miembro de la OPEP. El permiso expira el 25 de octubre del 2019.

"Nuestras operaciones en Venezuela se mantienen en cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables", dijo el portavoz de Chevron, Ray Fohr en un comunicado.

Estados Unidos impuso fuertes sanciones sobre Venezuela a inicios de este año, en un esfuerzo por sacar del poder al presidente socialista Nicolás Maduro.

"Nuestras operaciones en Venezuela se mantienen en cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables", dijo el portavoz de Chevron Ray Fohr.

A otras petroleras estadounidenses se les había estado otorgando licencias a pesar de las sanciones, pero la gran mayoría ha detenido sus operaciones debido a la inestabilidad en Venezuela.

Chevron es socio minoritario en Petropiar y Petroindependencia, una empresa conjunta en la faja del Orinoco, como también en Petroboscán y Petroindependencia en el oeste de Venezuela, que en conjunto producen 44.000 barriles por día (bpd) para la compañía en el 2018.

Venezuela produjo 734.000 bpd en junio, de acuerdo a fuentes secundarias de la OPEP, por debajo de un bombeo promedio de unos 1,4 millones de bpd en 2018.